El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, aplaude durante una comparecencia
El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, aplaude durante una comparecencia - EP

La Generalitat y Ada Colau, enfrentados por la inseguridad en Barcelona

El consejero de Interior del gobierno autonómico, Miquel Buch, se ha mostrado «visiblemente indignado» por las críticas de la alcaldesa a la gestión de la seguridad

La Generalitat calcula que faltan 2.000 agentes en la capital catalana

BarcelonaActualizado:

Solo en el mes de julio se han producido cinco homicidios en Barcelona, cuatro de ellos en la vía pública. La inseguridad es un problema latente en la capital catalana: es la primera preocupación de sus vecinos. Aun así, el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha dicho este miércoles que los Mossos d'Esquadra no han abandonado Barcelona en los últimos años, en los que la delincuencia ha repuntado, y ha advertido a la alcaldesa Ada Colau de que hacer política sobre seguridad es incurrir en conductas «erráticas y negligentes».

En rueda de prensa, Buch se ha mostrado visiblemente indignado con las críticas de Colau a su departamento, después de que el consejero celebrara este martes el cambio de «actitud» en cuestión de seguridad con la llegada de Albert Batlle como teniente de Seguridad. Buch ha apuntado que se produjo una «relajación» en esta cuestión durante el anterior mandato del consistorio, a lo que Colau replicó este martes que «si Buch dice que ha habido una relajación, ¿yo qué debería decir, que Interior ha estado en coma?».

El consejero ha destacado este miércoles que él siempre ha mantenido una actitud de «extremada responsabilidad» al hablar de seguridad y que si hay otros políticos que no tienen esta actitud incurren en conductas «erráticas y negligentes». «En cuestión de seguridad y emergencias, hay que tener actitudes más responsables de las que alguien ha tenido a veces», ha indicado Buch, preguntado sobre las críticas de Colau.

El consejero ha insistido que entre 2016 y 2019 (coincidiendo con el primer mandato de Ada Colau en Barcelona) ha habido un repunte de los delitos en Barcelona y ha dejado claro que no se puede atribuir a que los Mossos d'Esquadra hayan abandonado la capital catalana, pese a su falta de efectivos.

«Falta de agentes»

«En ningún caso los Mossos han abandonado Barcelona ni ninguna ciudad», ha subrayado el consejero, que ha recordado que en los últimos meses se han llevado a cabo importantes dispositivos en la capital catalana, como por ejemplo los que permitieron desarticular una red de narcopisos y otra de traficantes que venden a turistas, a pesar de la falta de efectivos que hay en el cuerpo (que ha cifrado en unos 2.000 agentes).

Además, el líder catalán ha resaltado que en la última Junta Local de Seguridad se acordó impulsar siete actuaciones en el marco del plan «Barcelona Ciudad Segura», y que algunas de estas medidas se han comenzado a evidenciar. Por ejemplo, el dispositivo para saturar policialmente la zona frecuentada por manteros, o el despliegue de antidisturbios desde esta pasada noche en zonas de ocio nocturno, como el Port Olímpic. Justo en un bar de esta zona moría el pasado domingo un joven de origen chino y de 25 años, después de recibir una paliza por otras cuatro personas.

Sobre la lucha contra el top manta, que Batlle ha situado como una de sus prioridades, Buch ha indicado que cualquier propuesta que venga del gobierno municipal será «bienvenida». «Celebro que el nuevo teniente de alcalde de Seguridad haya cambiado la actitud. Nos ha encontrado a su lado, como el anterior», ha indicado el consejero de Interior. «Como el primer día, lo que harán los Mossos será estar permanentemente dando apoyo a la Guardia Urbana y al ayuntamiento, que es a quien le compete liderar este tipo de operaciones», ha señalado.

Finalmente, Buch ha admitido que es verdad que en Barcelona faltan agentes, como también ocurre con el resto de Cataluña. El consejero ha indicado que de la última promoción de 500 agentes, «unos cuantos» irán a Bacelona, pero que también tienen que distribuirse por el resto del país para no abandonar a nadie, informa Efe.