Integrantes de la 'Revuelta de la España vaciada', durante una reunión en Madrid para preparar la manifestación del 31 de marzo
Integrantes de la 'Revuelta de la España vaciada', durante una reunión en Madrid para preparar la manifestación del 31 de marzo

Manifestación en MadridLas plataformas convocantes «mandan» a los políticos a la cola de la manifestación de la «España vaciada»

Rechazan la presencia de símbolos de partidos porque «es una movilización de la sociedad civil»

ValladoldiActualizado:

«La Revuelta de la España Vaciada» llega el domingo a Madrid, una movilizaciónimpulsada por las plataformas «Soria ¡Ya!» y «Teruel Existe» para denunciar «la agonía» que sufren amplias zonas de España, y en especial de Castilla y León, ante la pérdida continua de población y la falta de medidas que frenen esta sangría demográfica. Miles de ciudadanos, la mayoría procedentes del mundo rural, se trasladarán a la capital de España para participar en una manifestación en la que los convocantes han advertido que no quieren ver «símbolos o banderas políticas o de sindicatos». Es más, aseguran que «las plataformas que integran el movimiento surgen de la ciudadanía, de un sentir de abandono y dejadez por parte de las administraciones y gobiernos», por lo que piden «el máximo respeto a los partidos y que los políticos que quieran asistir lo hagan sólo como ciudadanos».

Lo cierto es que La Revuelta de la España Vaciada» ya se puede considerar todo un éxito, según dijo a ABC el portavoz de «Soria ¡Ya!, Carlos Vallejo Muñoz, quien explicó que se han sumado a la llamada inicial de Soria y Teruel un total de 85 plataformas de toda España. Es más, sólo de Soria partirán más de 70 autobuses, ya que a través de su organización se han fletado 64, de los cuales 45 partirán de la capital y 19 de los pueblos, a los que hay que sumar los autocares organizados por partidos políticos, asociaciones e, incluso, un centro comercial.

Se agotan los autobuses

Vallejo aseguró que «no hemos podido conseguir más autobuses y eso que hemos acudido a las provincias limítrofes». Así que el resto de sorianos se desplazarán en coches particulares o en el único tren que comunica Soria con Madrid, con un recorrido para el que emplea tres horas y que sale a las nueve de la mañana. «Llegarán justos así que esperemos que no lleve retraso», apunta.

En Zamora también es importante la movilización social, al igual que en Burgos, León, Palencia o Salamanca y, en menor medida, en el resto de provincias de Castilla y León. De ahí que el portavoz de «Soria ¡Ya!» se muestre más que satisfecho con una respuesta en la que han dejado claro que no encajan los políticos. «Vamos a Madrid por su culpa», dijo e insistió en la recomendación realizada por los convocantes de que «los políticos, en el caso de querer participar, lo hagan a título individual como ciudadanos». Además, «ruegan» a todos los participantes en la manifestación que se abstengan de mostrar símbolos, banderas y emblemas partidistas, con el objeto de poder mantener la unidad de procedencias, espíritus y valores que nos ha unido».

En cualquier caso, advierten de que si finalmente hay representantes políticos que desean asistir, como así parece que va a ocurrir, se sitúen detrás de todas las plataformas y colectivos participantes, que se colocarán según su fecha de adhesión, o a nivel individual como ciudadanos en el final del bloque de sus territorios.

Otro aspecto en el que las organizadores de la movilización han insistido es que, ante la cercanía de los procesos electorales, consideran «fundamental mantener la imparcialidad que esta convocatoria ciudadana ha concitado y la buena fe de la que todos estamos haciendo gala».

Y es que la manifestación que llevará el domingo a Madrid a miles de personas podría tener una participación superior a las 100.000 personas, según las previsiones iniciales, superior a toda la población de toda la provincia de Soria, que se sitúa en 88.600 habitantes (en 1950 se contabilizaban 160.000). No hay que olvidar que esta provincia es la «zona cero» de la despoblación, con la tasa de densidad más baja de toda Europa de 8,6 habitantes por kilómetros cuadrado. Cuenta con 183 municipios, de los cuales 116 tienen menos de cien habitantes. Surge así un movimiento social «consecuencia de la omisión o inacción de la clase política en la defensa de los derechos reconocidos constitucionalmente como son la igualdad, la vertebración, la cohesión, o el equilibrio territorial de este país». Una desidia que, según «Soria ¡Ya» y «Teruel Existe», «ha provocado la despoblación de sus tierras y la ausencia de servicios básicos y oportunidades, siendo ya éste un problema del 70 por ciento del territorio».

«Unión de gentes»

De esta forma, se organiza una manifestación que se caracteriza por «la unión de gentes de muy diversas procedencias y de diferentes ideologías, todas unidas por hacer ver a nuestros representantes políticos la existencia de un problema grave que deben resolver de forma urgente». Sin embargo, insiste el portavoz de la asociación soriana, hace años que se viene denunciando la situación y el futuro al que estaban abocados muchos pueblos, sin que se haya llegado tomar medidas al respecto. «El papel de los partidos en nuestro sistema democrático es proponer, acordar y legislar para resolver los problemas planteados por la ciudadanía a través de la representación política, y así es dónde queremos verles», insisten las plataformas. Demandan, además que planteen un Pacto de Estado dotado con financiación suficiente para «revertir las desigualdades, la desvertebración, los desequilibrios y la despoblación».