El hombre se confesó a la Guardia Civil que había matado a su mujer
El hombre se confesó a la Guardia Civil que había matado a su mujer - EFE

Prisión sin fianza para el hombre que asesinó a su mujer en Salas de los Infantes

El juez le retira también la patria potestad de sus hijas

VALLADOLIDActualizado:

Prisión provisional, comunicada y sin fianza. Es la decisión acordada este miércoles por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Salas de los Infantes para el hombre detenido el pasado lunes como presunto autor de la muerte violenta de su mujer, Monika A., en esta localidad burgalesa.

Según han dado a conocer desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), el hombre, de 39 años, será investigado por los delitos de asesinato, maltrato habitual con violencia física y psíquica tanto contra la víctima como contra las hijas de ambos, menores de edad. También, por acoso en concurso con coacciones, incendio y lesiones.

El Juzgado que instruye el caso ha dictado también una orden de protección con prohibición de aproximación y de comunicación respecto a las hijas de la pareja, de 13 y 14. También se le ha suspendido la patria potestad de ambas y se decidido conceder la custodia provisional de hecho al abuelo materno.

El trágico suceso ocurrió el lunes por la mañana. Sobre las 10.00, el hombre acudió al cuartel de la Guardia Civil de Salas de los Infantes y confesó que había matado a su mujer en su casa. Los agentes acudieron al lugar y comprobaron la veracidad de los hechos. Los sanitarios nada pudieron hacer por salvar la vida de Monika, de 28 años. Estaba en el patio de la parte trasera de la vivienda y presentaba al menos una profunda puñalada en le parte alta del tronco. Aunque aún estaba con vida, murió allí y se investiga si intentaba huir del agresor y saltó o también fue arrojada por la ventana además de ser apuñalada por su pareja.

El día de los hechos, no vivían en la casa de Salas de los Infantes en la que ocurrió todo. Se habían marchado después del incendio sufrido en la vivienda el pasado 28 de junio. Un suceso que ahora también se está investigando. De hecho, el juez imputa al detenido un delito de incendio. Monika se había trasladado junto a sus hijas al domicilio de sus padres en la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe, donde ese día estaban sus hijas. Al parecer, había regresado para recoger algunas pertenencias que tenía en el interior.

La trágica muerte de la joven llevó también a la detención del hermano del presunto asesino, quien también pasó a disposición judicial. Está en libertad provisional con obligación de comunicar el domicilio y el cambio del mismo si se produjera. Será investigado por un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica, según apuntaron desde el Tribunal Superior de Justicia.

El hermano, en libertad

Fue detenido acusado de maltratar y amenazar a la víctima cuando no estaba su hermano. Ambos hombres, también de origen búlgaro, ejercían la violencia verbal y física contra la Monika de forma habitual en el hogar. Es por ese motivo por lo que lo que ocurría quedaba en el íntimo y, en principio, que no lo conocían más personas.

Sí es cierto que en 2011 la pareja se vio envuelta en una situación de violencia machista, aunque la mujer finalmente no presentó denuncia. Ya vivían entonces en Salas de los Infantes, donde estaban integrados y tenían trabajo -ahora ella trabajaba en un supermercado y el hacía labores para el Ayuntamiento-.

El Juzgado ha levantado el secreto de las actuaciones en este caso, que suma la segunda víctima de violencia machista en Castilla y León en lo que va de 2019.