La candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, en rueda de prensa
La candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, en rueda de prensa - F. HERAS

Del Olmo abrirá la precampaña en Las Viudas, el barrio de los tiros al aire

La candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid sale a ganar por mayoría y no descarta pactos con ningún partido

ValladolidActualizado:

Inmersa ya en la precampaña electoral, la candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, arrancó ayer su carrera hacia las urnas con una meta clara a alcanzar el 26 de mayo: «Aspiro a ganar y ganar por mayoría absoluta». «No me pongo en otro escenario», recalcó la actual consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León -puesto que dejará «a finales de abril»-. Avanzó que si se hace con el bastón de mando sin necesidad de apoyos de otras formaciones, «al día siguiente convocaré a todos los grupos políticos». ¿Y si necesita el apoyo de Vox lo aceptaría? «El 27 lo veremos», respondió Del Olmo, quien aseguró que «no» se opone a «ninguna fuerza democrática» que haya logrado votos de los ciudadanos. Eso sí, con mensaje crítico a PSOE y Podemos, advirtió de que «no pertenecería» a un partido que «rodea» el Congreso o el Parlamento andaluz «para hacer un escrache».

En esa carrera hacia las urnas, Del Olmo avanzó que su «primera» visita «oficial» como candidata será al barrio de Las Viudas, ya que es un lugar «con problemas que me gustaría conocer de cerca, de primera mano». Ver «in situ» la situación de una zona de Valladolid en la que el conflicto «no» es nuevo, como ocurre en otras ciudades, advirtió. Pero que sí ha sido foco de atención en las últimas semanas por unos «acontecimientos preocupantes», a raíz de conocerse a través de unos vídeos los disparos al aire con armas de fuego lanzados por varios vecinos en Nochevieja. «Lo primero es conocer la realidad del barrio bien» y «no esconder la cabeza», dijo. También, «escuchar» a sus vecinos, afirmó Del Olmo, quien, pese a reconocer que es «necesaria» una «intervención social», «no» quiso «aventurar» en qué dirección. La candidata popular defendió que «en términos generales» su «percepción» es que Valladolid «sí» es una ciudad segura, aunque «todo se puede mejorar», pero añadió, lo ocurrido es «realmente preocupante» y puede «llevarnos» a que esa visión cambie.

Dentro de esa precampaña que arrancó ayer de forma oficial, Del Olmo avanzó que quiere llevar a cabo reuniones con diferentes colectivos de ideología diversa, así como «grupos de reflexión» con «líderes de opinión» de diversos sectores no sólo para hacer un diagnóstico de los problemas, sino y sobre todo para que den sus «ideas de futuro» y como los «atajarían». También pretende reunirse con «personas anónimas» para que le planteen sus demandas e ir «saludando a todos» en los comercios y establecimientos en una campaña «puerta a puerta».

«Más de vino que de vodka»

Lo último, las listas, para las que sólo confirmó de nuevo el nombre del actual portavoz municipal del PP, Antonio Martínez Bermejo. Del anterior alcalde, Javier León de la Riva, valoró su «experiencia magnífica», aunque apostilló que su idea es sumar «a las personas más capaces». «Me gusta más el vino tinto que el vodka», dijo en alusión a la foto del exredigor con una botella de esa bebida con nombre Vox.