Material y armas decomisadas a los detenidos. Vídeo del registro de la Policía en la sede de Hogar Social en Toledo

Cinco detenidos por acosar y amenazar a agentes de la Policía Nacional en Toledo

Los arrestados están vinculados a la asociación de ideología neonazi Hogar Social. El líder del grupo ha ingresado en prisión

ABC
ToledoActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Toledo a cinco personas, dos de ellas menores de edad, como presuntos autores de delitos de daños, coacciones, amenazas, delito de odio y pertenencia a grupo criminal. El líder del grupo, vinculado a movimientos de extrema derecha a escala nacional y con un amplio historial delictivo, ha ingresado en prisión.

En el local Sibaritas, en el número 18 de la avenida de Portugal, la asociación Hogar Social tiene su sede en Toledo. En el escaparate se puede ver el logotivo de esta agrupación
En el local Sibaritas, en el número 18 de la avenida de Portugal, la asociación Hogar Social tiene su sede en Toledo. En el escaparate se puede ver el logotivo de esta agrupación - ABC

Los detenidos, todos hombres y vinculados a la asociación de ideología neonazi Hogar Social, llevaban meses realizando acciones de acoso e intimidación contra la vida familiar de varios efectivos de la Policía Nacional de Toledo, atacados únicamente por su condición de agentes de la autoridad.

Los policías eran objeto de seguimientos, físicos y virtuales a través de las redes sociales, que constituían «misiones» o ritos de iniciación habituales para pasar a formar parte de grupos violentos. Esas acciones eran realizadas con nocturnidad y portando prendas que dificultaran su identificación, según ha informado la Policía este miércoles.

Los investigadores también pudieron encontrar un chat de la aplicación de mensajería móvil WhatsApp en el que los miembros del grupo se jactaban de sus acciones delictivas.

Fuentes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) han explicado a ABC que la operación arrancó en marzo de 2017, cuando un agente comenzó a sufrir acoso delante de su domicilio.

Este hostigamiento podría formar parte de lo que se conoce como la «prueba nazi», que se les exige a los menores que quieren demostrar su valía en esta asociación, según ha indicado esa fuente del SUP, que ha preferido mantener su anonimato.

Luego una fotografía del agente perseguido y las de otros tres compañeros de la Brigada Provincial de Información fueron publicadas en redes sociales. Las imágenes iban acompañadas de insultos y amenazas de muerte.

Dos armas cortas y dos machetes

Las detenciones se practicaron hace un mes aproximadamente, según esta fuente del SUP, el sindicato de policía mayoritario en Castilla-La Mancha. Desde entonces hasta ahora, los agentes han trabajando para reunir pruebas contra los cinco arrestados.

Además del arresto de tres adultos y dos menores, la fase final de la operación culminó el jueves 16 de agosto con la realización de tres registros domiciliarios en Toledo, uno de ellos en la sede de la asociación Hogar Social (avenida de Portugal, 18).

Entre los objetos intervenidos por los policías se encuentran dos armas cortas, dos machetes y una navaja de grandes dimensiones, así como caretas, teléfonos móviles, varios soportes de almacenamiento informático y una decena de petardos de gran tamaño. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Toledo estaba de guardia el día de los registros. «Esta operación se ha llevado muy en secreto», ha reconocido a ABC un representante del Sindicato Unificado de Policía (UFP).

Carnavales de 2012

El líder del grupo detenido, un veinteañero que cuenta con un largo historial delictivo a pesar de su juventud, ha ingresado en la cárcel por orden judicial. En Toledo se le relaciona con unas agresiones en los carnavales de 2012 en las que resultaron heridos dos jóvenes antifascistas. Por aquellos hechos, fueron condenados dos individuos, si bien el líder ahora en prisión era entonces menor de edad. Actualmente, «se dedicaba a financiar, adoctrinar y captar nuevos miembros», según la Policía.

Los otros dos adultos detenidos están en libertad con cargos, al igual que los dos menores, que han quedado bajo la custodia de sus padres. Estos dos menores tienen más de 14 años, por lo que se les puede exigir responsabilidad por los hechos que se les imputa.

Hogar Social se desvincula

Por la tarde, la organización Hogar Social ha emitido un comunicado de prensa en el cual se desvincula de cuatro de los cinco detenidos este miércoles en una operación policial en Toledo. Asegura que sólo uno de ellos es «colaborador», pero no un «líder» como apuntaban las informaciones de la Policía Nacional.

En el comunicado, recogido por Europa Press, Hogar Social insiste en que las detenciones y la investigación referidas «nada tienen que ver con la actividad de la organización», y que «los investigados están siendo acusados por posibles acciones delictivas a título individual, nunca organizativo de Hogar Social».

«Tanto el registro de la sede de Hogar Social Toledo como su vinculación en la nota de prensa de la Policía de Toledo son deliberadas y se corresponden con un acoso sistemático y masivo orquestado por las instituciones», asegura el comunicado.

Además, añaden que en el registro de Hogar Social Toledo «no se requisó ningún arma u objeto de los que aparecen en las imágenes» difundidas en la información.

«De la misma forma que condenamos las presuntas acciones delictivas, condenamos el acoso y difamación que nuestra organización sufre, ya que el único delito que cometemos es el de ayudar a los españoles abandonados por las mismas instituciones que tratan de difamarnos», agregan.