La líder del grupo, Melisa Domínguez, el 16 de mayo en el intento de desalojo
La líder del grupo, Melisa Domínguez, el 16 de mayo en el intento de desalojo - ISABEL PERMUY

La líder neonazi del Hogar Social, al banquillo por atacar la Mezquita de la M-30

Melisa Domínguez se enfrenta a cuatro años de cárcel por atacar la Mezquita de la M-30

MADRIDActualizado:

El juzgado de Instrucción número 9 de Madrid ha tomado la decisión de procesar a Melisa Domínguez Ruiz, la líder del grupo neonazi Hogar Social, por incitación al odio. Así, la magistrada, finalmente, decide mandarla al banquillo (a la espera de los escritos de acusación de la Fiscalía y de los denunciantes) por este delito, y no por desórdenes públicos, que era la imputación inicial, confirmaron a ABC fuentes jurídicas.

Concretamente, lo que hace la juez Esperanza Collazos es concluir la investigación y continuar las diligencias por los trámites de procedimiento abreviado. Melisa será la única de los imputados que finalmente se siente en el banquillo, puesto la causa contra los otros once miembros del colectivo ultraderechista investigados queda sobreseída.

Los hechos objeto de litigio contra esta mujer, que cuenta con antecedentes policiales y un largo historial de relaciones xenófobas, se remontan a la tarde-noche del 22 de marzo de 2016, el mismo día de los atentados yihadistas en Bruselas. Estos radicales, presuntamente, colgaron una pancarta en la que se leía «Hoy es Bélgica, mañana es Madrid» y lanzaron bengalas contra la Mezquita de la M-30, en lo que se ha entendido como un ataque islamófobo.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado anunció el pasado agosto la interposición de una demanda contra los neonazis del Hogar Social, que, como se sabe, mantienen «okupado», solo para dar cabida a españoles, la sede del antiguo Banco Madrid, en la zona de Colón. El demandante recurrirá el archivo de la causa contra los once imputados por desórdenes públicos.

«Nos parece contradictorio que se acuse a Melisa Domínguez de, por ejemplo, la autoría del vídeo contra las personas musulmanas en España y sus lugares de culto; pero el Ministerio Fiscal parezca creer que fue elaborado, construido y difundido en solitario por ella, extremo del todo imposible puesto que, como se ha evidenciado durante la instrucción, fue un equipo humano muy amplio el que se encarga de dar soporte a esta organización», afirma a Ep Estanislao Naranjo, director de los servicios jurídicos de la Red.

La ONG critica a Carmena

La ONG ha adelantado que pedirá una pena de hasta cuatro años de prisión para esta mujer, así como incorporar a todas las personas que, como cooperadores necesarios, hubieran participado en los procesos de creación de los contenidos, mensajes y materiales islamófobos por los que se encausa a la ya acusada de delito de odio.

La organización, además, afea al Ayuntamiento de la capital que haya rechazado sus reiteradas peticiones de coordinarse o participar en la causa: «Pedimos a la ciudad de Madrid que abandone su política basada únicamente en el papel y pise la calle. Madrid no es la cuna del fascismo, sino una ciudad vibrante que merece medidas reales, no meros anuncios sin recorrido». Por ello, reclaman a la primera teniente de alcalde y edil de Derechos Sociales, Marta Higueras, que «dé el paso y no deje sola a la sociedad civil».