La dirección regional de Cs, que lidera Daniel Pérez (en la imagen), ha salido en defensa de sus tres concejales de Huesca frente a los ataques del PP
La dirección regional de Cs, que lidera Daniel Pérez (en la imagen), ha salido en defensa de sus tres concejales de Huesca frente a los ataques del PP - Fabián Simón
Política

Fracasa la moción de censura del PP en Huesca: ni Cs ni Vox la apoyan y el PSOE seguirá en la alcaldía

PP y Ciudadanos siguen enzarzados en críticas cruzadas tras el voto oculto que ha hecho alcalde al socialista Luis Felipe

ZaragozaActualizado:

Ciudadanos y Vox han decidido no suscribir la moción de censura promovida por el PP en Huesca para intentar desalojar de la alcaldía al socialista Luis Felipe, que fue investido por sorpresa el sábado pasado, cuando un edil díscolo del centro-derecha optó por abstenerse y romper el pacto que habían alcanzado los populares con Ciudadanos y Vox. Aquella accidentada sesión de investidura desencadenó una trifulca política en al que siguen enzarzados PP y Cs, con un cruce de críticas y un sonoro desencuentro.

Desde el primer momento, la portavoz del PP y alcaldesa fallida, Ana Alós, acusó a Cs de haber sido ellos quienes habían roto el pacto. Se mostró segura de que la abstención era de uno de los tres ediles de Ciudadanos. Desde este partido lo han negado en todo momento y han reprochado a Alós que les haya atacado sin saber a ciencia cierta quién se abstuvo, porque la votación de investidura es secreta.

Pocas horas después de aquel accidentado pleno municipal del sábado, el PP anunció que iba a promover una moción de censura para que cada uno de los ediles del centro-derecha se retratara y votara. Y, de paso, para intentar desalojar de la alcaldía al socialista Luis Felipe y que fuera Ana Alós quien asumiera el cargo. Pero esa moción de censura ni siquiera ha podido tramitarse, porque hacían falta 13 firmas y, para llegar a esa cifra, era imprescindible que la rubricaran los tres concejales de Ciudadanos. El plazo finalizó este miércoles a mediodía sin que los ediles de Cs se adhirieran a la moción de censura, así que no ha prosperado el intento del PP.

A través de un comunicado, la dirección regional de Cs ha indicado que los tres concejales de este partido han decidido, de forma «unánime», no sumarse a la moción de censura. Y asegura que es una decisión que hace suya el partido a nivel «orgánico».

«La moción de censura no puede ser utilizada como herramienta de táctica política sino como elemento real de censura, en su caso, del gobierno municipal en la figura del alcalde», ha indicado Cs en su comunicado. En él recuerdan también que, legalmente, un concejal solo puede suscribir una moción de censura por legislatura. Así que si firman la que ahora pretendía promover el PP, ya no podrían plantear otra si lo consideraran necesario en los cuatro años de mandato que hay por delante. «Sería una irresponsabilidad mayúscula restringir esta posibilidad durante cuatro años», afirman, al tiempo que cuestionan a los populares: «Otorgar un cheque en blanco a un gobierno municipal liderado por la señora Alós lo consideramos en este momento inapropiado».

«La moción de censura ha de ser constructiva y se ha de basar en la confianza mutua de los proponentes», indican desde Cs. Tras afirmar que lo ocurrido en el pleno de investidura del pasado sábado «precisa de la apertura de un periodo de análisis y reflexión por parte de todos los actores políticos de esta institución», Ciudadanos carga contra el PP por haber arremetido contra ellos tras aquella accidentada votación. «Censuramos la actitud de los integrantes del grupo municipal del Partido Popular de Huesca respecto a los descalificativos, insultos y falsedades que han vertido en los últimos días contra nuestros concejales y nuestro partido». Asimismo, la dirección regional de Cs expresa en este mismo comunicado su «apoyo incondicional» a sus tres concejales de Huesca.