Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones - EFE / Vídeo: Casado y Rivera culpan a Sánchez del bloqueo

Sánchez transmite por escrito a Rivera que ya cumple con sus demandas y Cs lo ve «una tomadura de pelo»

Telefonea a los líderes de Podemos, PP y Ciudadanos ante de que vayan a Zarzuela «para conocer su decisión final»

Así serán las elecciones generales del 10 de noviembre según las encuestas

Sesión de control, previa a la repetición de elecciones, en directo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha telefoneado esta mañana a Pablo Iglesias, Pablo Casado y Albert Rivera «para conocer su decisión final» antes de que los tres vayan a ver al Rey, pero no ha tenido éxito. Podemos se ha mantenido firme: si no hay coalición se abstendrán. PP sigue en el no a Sánchez y Rivera entiende que el PSOE no cumple con las condiciones que exigen para su abstención.

Fuentes socialistas insistían esta mañana en que el deseo de Sánchez es «abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable, que es lo que necesita España», para lo que pide que al menos dos de los otros tres grupos principales del parlamento se abstengan. Para ello, Sánchez ha llamado a Iglesias a las 11.00, una hora antes de su cita con el Rey, y el líder Podemos le ha transmitido al presidente del Gobierno en funciones que «mantendrían la abstención» en una hipotética investidura «salvo que el PSOE aceptara un gobierno de coalición», informa Gregoria Caro.

No obstante, según han revelado fuentes de Podemos, Iglesias no garantizará su abstención si el líder socialista llegase a un acuerdo en las últimas horas con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El PP dice «no»

Posteriormente ha llamado al presidente del PP. En su conversación con Casado, fuentes socialistas informan de que le ha reclamado «la abstención técnica del PP» para construir un Gobierno «progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas».

El PSOE informa de que Sánchez ha trasladado a Casado que con el calendario catalán (sentencia del TS) y europeo (Brexit) «es importante tener un Gobierno estable con plenas capacidades. Capacidades que se ven mermadas si el Ejecutivo está en funciones».

Aunque el PP ha decidido no informar hasta que Casado comparezca tras la reunión con el Rey, los socialistas han desvelado que «el líder del PP ha trasladado su rechazo a la investidura del candidato socialista, por lo tanto, rechaza apoyar un Gobierno estable en España y evitar con ello una repetición electoral».

Por escrito a Ciudadanos

La última llamada ha sido con Albert Rivera para transmitirle y hacerle llegar por escrito su concepción de que ya cumple con las demandas que le exige para abstenerse. Una carta en la que ironiza con su «tardía» oferta.

«Puede tener la seguridad de que no existe impedimento alguno para que facilite la investidura», escribe Sánchez. Pero en la carta no se plasma una rectificación como demanda Rivera, sino que el líder socialista le insiste en que ya cumple con ellas.

«Navarra tiene un Gobierno liderado por el PSOE plenamente comprometido con la Constitución», escribe Sánchez sobre este asunto. Sobre Cataluña Sánchez reitera que ya acordó en el pasado aplicar el artículo 155 y le anticipa que si «llegado el caso» vuelve a producirse una vulneración de la legalidad «un Gobierno socialista no vacilará en hacer uso de sus competencias para garantizar la soberanía nacional».

En materia fiscal, Sánchez dice a Rivera que su propósito es «aliviar la carga fiscal de los trabajadores y las clases medias». Sánchez termina asegurando que entendiendo que esas son sus inquietudes «no debiera existir problema para que contribuyeran con su abstención».

«Tomadura de pelo»

La respuesta de Ciudadanos ha sido contundente: «Es una tomadura de pelo a todos los españoles: es mentira que el PSOE esté cumpliendo con las tres condiciones planteadas y además rechaza una reunión con la oposición para abordar esa solución de Estado».

Rivera exige a Sánchez que, si quiere acabar con esta situación de bloqueo, «recapacite y rectifique, vire hacia el constitucionalismo y esté a la altura de los españoles». «En caso de que no rectifique y no se comprometa con esta solución de Estado», aclara Ciudadanos, el voto de Ciudadanos seguirá siendo no a la investidura.

El líder del PSOE acude esta tarde a la ronda de consultas del Rey con dos ofertas encima de su mesa para superar la investidura, pero ninguna le convence. Ninguna es gratuita, como él demanda.

Dos ofertas

Por un lado, Sánchez puede elegir el pacto con Iglesias, PNV y ERC. Ayer los integrantes de la coalición que estuvieron en el Congreso transmitieron que la decisión sigue siendo la misma: o coalición o se abstendrán. En el día de ayer se especuló con un movimiento adicional de Iglesias, pasando a votar sí para evitar un acuerdo del PSOE con la derecha. Pero no fue eso lo que transmitieron los portavoces de Unidas Podemos. Si Sánchez quiere ser presidente por este camino tendría que ceder ministerios.

La otra vía es la abierta ayer por Rivera. Pero no existen tampoco grandes posibilidades de que fructifique. Cs planteó ayer tras la reunión entre Albert Rivera y Pablo Casado una rectificación por escrito de Sánchez. El PSOE dice que ya cumple las condiciones. El punto más complejo es el referente a Navarra. Ciudadanos exige que el PSN cambie su alianza con Geroa Bai y con Bildu (vía abstención) por un pacto entre los socialistas navarros y Navarra Suma. El PSOE no está dispuesto a cumplir esta condición.

Hoy es el día clave. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha insistido esta mañana en que sólo quieren ir a la investidura con apoyos garantizados: «Si no hay garantías no hace falta ir a una ceremonia del fracaso», ha dicho en una entrevista en RNE.