Los portavoces en el Congreso de ERC Joan Tardà y Gabriel Rufián registran la enmienda a la totalidad a los Presupuestos
Los portavoces en el Congreso de ERC Joan Tardà y Gabriel Rufián registran la enmienda a la totalidad a los Presupuestos - Jaime García

El independentismo se cuartea por la estrategia ante los Presupuestos

El PDECat enmienda la plana a ERC y no considera serio pretender intercambiar presos por cuentas del Estado

MadridActualizado:

La llegada de los Presupuestos al Congreso ha aflorado las grietas del bloque independentista respecto a qué estrategia seguir en la negociación con el Gobierno. No había pasado ni una hora desde que el portavoz de ERC registrara en la Cámara la enmienda de totalidad contra las cuentas y el portavoz del PDECat, Carles Campuzano, le enmendaba la plana: «Jordi Sánchez dijo muy claro en diciembre que no es serio plantear presos por Presupuestos».

Aludía así a la exigencia de que el Gobierno inste a la Fiscalía a retirar los cargos contra los líderes del «procès» planteada por ERC a cambio de su apoyo a las cuentas. Campuzano marcó aún más distancia con los republicanos al hacer hincapié en que la reclamación que su grupo hace al Gobierno es la apertura de un «diálogo político para resolver el conflicto político». De hecho, dejó ver que esta estrategia está cosechando más frutos que las amenazas de ERC al existir ya negociaciones. Una conclusión que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, confirmó en el Senado al admitir la creación de un coordinador para el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat (ver páginas anteriores).

No obstante, Campuzano advirtió de que la posibilidad de que su grupo presente una enmienda de totalidad seguirá viva mientras las conversaciones con el Ejecutivo no fragüen un foro de diálogo entre partidos. El portavoz del PDECat en el Senado, Josep Lluís Cleries, añadió que si no se produce antes del viernes, su grupo presentará enmienda a totalidad.

El movimiento de ERC no fue consensuado con el resto de los partidos nacionalistas. No solo con el PDECat, el partido más cercano, sino tampoco con el PNV. Su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, subrayó que su grupo no seguirá el camino de ERC y se limitará a presentar enmiendas parciales para introducir cambios, pero no para impedir su tramitación. Esteban también demostró que su estrategia es más fructífera que la de ERC al subrayar la existencia de «un diálogo fluido» con el Gobierno, justo después de que Tardà se quejara que desde la moción de censura Sánchez solo les ha llamado una vez. No obstante, el portavoz vasco sí dejó claro que una cosa es permitir que las cuentas se tramiten y otra muy distinta que su grupo brinde su apoyo en la aprobación definitiva.

Posibilidad de retirada

Está por ver si el portazo de ERC a los Presupuestos es definitivo ya que Tardà fue ayer incapaz de descartar la posibilidad de una retirada en el último momento. Un movimiento que el Reglamento del Congreso concede al autor de una iniciativa hasta el mismo día de la votación. En este caso, hasta el próximo miércoles. Y ésta es precisamente la apuesta del Gobierno. A puerta cerrada, los portavoces del grupo republicano insisten en que no hay margen para la marcha atrás salvo que el Ejecutivo cumpla las condiciones que le han exigido: instar a la Fiscalía a retirar los cargos contra los líderes secesionistas y establecer un foro de diálogo a nivel de partidos.

Sin embargo, ante las cámaras, el portavoz republicano no quiso ser tan tajante y eludió contestar varias preguntas . El político catalán se limitó a reivindicar la necesidad de seguir luchando por la creación de una república catalana y no dirigió una crítica a los Presupuestos, pese a haber puesto en marcha una iniciativa que podría acabar tumbándolos. Sobre la estabilidad del Gobierno en caso de que los Presupuestos no fructifiquen, casi todos los grupos de la oposición esta convencidos de que Sánchez no convocará elecciones a corto plazo. Solo Podemos lo ve difícil.

La número dos del partido y portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, instó ayer a los partidos independentistas a que retirasen sus vetos y reprochó con rotundidad que supediten el aval de las cuentas a sus exigencias. «Soy muy contundente. No puede haber monedas de cambio, estos Presupuestos son buenos para la ciudadanía y creo que es una mala decisión intentar situar monedas de cambio», aseveró a la salida de la Junta de Portavoces.

«Abocado a elecciones»

Montero aseguró que, pese al órdago de totalidad de ERC y PDECat, su grupo parlamentario seguirá trabajando para que los Presupuestos superen el primer trámite parlamentario. Aunque no tuvo reparos en advertir que si ERC y PDECat tumban las cuentas, el Gobierno se enfrentará a un escenario muy delicado que puede acabar en elecciones generales. «Lo tiene muy difícil (Sánchez) si estos Presupuestos no pasan el tramite parlamentario, será difícil que un Gobierno con 84 diputados pueda sostenerse», lamentó Montero, que considera que de ser así, el jefe del Ejecutivo «se verá abocado a una convocatoria de elecciones».

Respecto a las medidas del pacto presupuestario que la norma no contempla, la número dos de Podemos expresó que confía en que finalmente se cumpla íntegro el acuerdo. La garantía es, asume Montero, que Sánchez «no firma cosas que no está dispuesto a cumplir». El plan del grupo confederal es superar las enmiendas a la totalidad y terminar de introducir los incumplimientos del acuerdo presupuestario -rubricado por Sánchez y Pablo Iglesias en octubre- mediante el registro de enmiendas parciales.

Desde el partido del Gobierno la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, también pidió a los partidos independentistas una rectificación. «Por responsabilidad y por sentido común le pido a ERC y PDECat que retiren la enmienda a la totalidad y la posibilidad de otra», expresó Lastra. Y en referencia a la exigencia de que el Gobierno interfiera en la Fiscalía aseguró que «no se le puede pedir al Gobierno algo que no está en su ámbito de competencias».