Mapa de Puerto Rico con las dos banderas
Mapa de Puerto Rico con las dos banderas - efe

Un grupo de puertorriqueños reclama la nacionalidad española

Piden que todo aquel que sea descendiente de los residentes en Puerto Rico durante el S. XIX sea reconocido como español

Actualizado:

Una treintena de puertorriqueños planea reclamar la nacionalidad española, argumentando que todo aquel que sea descendiente de residentes en Puerto Rico durante el siglo XIX, antes del Tratado de París por el que España cedió el territorio a EE.UU:, tendría que ser reconocido como español.

«Todo aquel con antepasados que fueran puertorriqueños antes del ilegal Tratado de París de 1898 debería tener derecho a la nacionalidad española. Queremos que se nos devuelva lo que nunca se nos debió quitar», dijo hoy a Efe el boricua José Nieves, que asegura que no le importaría incluso renunciar a la nacionalidad estadounidense si fuera necesario.

Nieves es el impulsor, «por justicia histórica», de una iniciativa que reclama que Puerto Rico -que con la llamada Carta Autonómica de 1897 pasó de ser colonia a ser una provincia con gobierno autónomo- rompa sus lazos con EE.UU. y se convierta en una comunidad autónoma más de España.

«Puerto Rico fue de hecho la primera provincia de España», reclama este puertorriqueño, que ha logrado sumar unos cuantos apoyos a esta iniciativa y hace menos de una semana constituyó oficialmente el Movimiento de Reunificación con España (MRE) en una asamblea a la que acudieron unas 35 personas.

Su intención ahora es registrar el MRE como organización cívicopolítica ante el Departamento de Estado de Puerto Rico -que en la actualidad es un Estado Libre Asociado a EE.UU.- y en octubre reunirse con el nuevo cónsul de España en San Juan, Tomás Rodríguez Pantoja.

«Se lo pediremos a Mariano Rajoy»

«Le vamos a pedir que transmita al presidente (del Gobierno español) Mariano Rajoy nuestros reclamos y le vamos a presentar unas treinta peticiones de nacionalidad», explicó Nieves.

Rodríguez Pantoja adelantó a Efe que transmitirá el mensaje al palacio de la Moncloa, sede del Ejecutivo de España, aunque, consultado por la probabilidad de éxito de las solicitudes, explicó que estas peticiones «carecen de toda validez jurídica».

«La base jurídica que presentan para el reconocimiento de la nacionalidad española no tiene ninguna consistencia jurídica», resumió un diplomático que en su anterior etapa como cónsul en La Habana trabajó en la petición de nacionalidad española de miles de cubanos, tras la aprobación de la Ley de Memoria Histórica.

El número de inscritos en el consulado de La Habana pasó en tres años de unos 33.000 a 110.000, y unos 100.000 expedientes de nacionalidad están aún por resolver.

Esa ley permite la adquisición de la nacionalidad española a los hijos de españoles y a los nietos de quienes la perdieron a causa del exilio.

Nieves reconoce que la Ley de Memoria Histórica no se puede aplicar a la mayor parte de quienes planean reclamarla como parte de su iniciativa, pero insiste en que, si el Gobierno español quiere concederla, puede hacerlo, tal y como hizo con Ricky Martin o Benicio del Toro.

Además, «si se la van a dar a los sefardíes por qué no a nosotros», se preguntó en relación con la decisión de conceder la nacionalidad a judíos de origen español que lo pidan.

El cónsul añadió que esta situación tampoco tiene nada que ver con la reclamación del MRE, un grupo muy minoritario que en Facebook tiene algo más de 11.000 «me gusta».

«El tratado de París es ilegal»

La base de esta iniciativa gira en torno a su argumento de que la firma del Tratado de París de 1898 por el que España cedió Filipinas, Guam y Puerto Rico -«cuando éramos la quinta economía de Latinoamérica»- a EE.UU. fue «ilegal».

Según dice, fue fraudulento porque tendría que presenciarlo la firma alguien del Gobierno autonómico de Puerto Rico, encabezado entonces por Luis Muñoz Rivera (1859-1916), para que sus ciudadanos estuvieran debidamente representados, tal y como requería la Constitución estadounidense.

«Los estadounidenses han tergiversado siempre esta parte de la historia para que creamos que fue España la que no nos quiso», asegura este criminólogo de 42 años, que trabaja como guardia de seguridad y que recuerda que en Puerto Rico a la moneda de 25 centavos de dólar se le llama «peseta» y a la de 5 «vellón».

Su intención es de hecho recurrir el Tratado de París ante el Tribunal de la Haya para que lo declare nulo y lograr que «EE.UU. nos vuelva a entregar a España», explicó un hombre consciente de la dificultad de su empresa, pero confiado en que «es posible» porque «el pueblo español está con nosotros».