Vídeo: Segundo día de entrenamiento para el Madrid de Lopetegui
Real Madrid

Vinicius lidera el Real Madrid de los talentos precoces

El club apuesta desde 2011 por la filosofía de contratar a los mejores jóvenes y evitar desembolsos multimillonarios

Actualizado:

Ganador de todo, del Mundial de Rusia, de cuatro Champions, de dieciséis títulos en siete años, Raphael Varane es el primer exponente de la política que el Real Madrid aplica en sus plantillas desde hace siete años. Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Ramón Martínez, primeros referentes de la dirección deportiva, apostaron desde el comienzo de esta década por una nueva filosofía, arriesgada, en la creación de las plantillas. Cristiano fue contratado en 2009 como la gran estrella y Bale vino cuatro temporadas después como el segundo estandarte, pero la planificación general del equipo se ha fundamentado en esta segunda era del presidente en la adquisición de jóvenes talentos de todo el mundo.

Juni Calafat, jefe del departamento de fútbol internacional del Real Madrid, es el brazo ejecutor de una filosofía de adquisición de jóvenes talentos que Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Ramón Martínez han consolidado en esta década

En esta faceta es clave un hombre, Juni Calafat, jefe del departamento de fútbol internacional de la entidad, que dirige una red de ojeadores por América y Europa, tras ser anteriormente el encargado del área de Sudamérica, para observar y elegir a los genios precoces. El hispano-brasileño intervino en las contrataciones de Vinicius, Rodrygo y Odegaard. La anticipación en estas situaciones fue decisiva.

Hay una premisa en este trabajo a largo plazo que lleva a cabo el Real Madrid: «Los jóvenes tienen más hambre de títulos y solo necesitan superar pronto la presión que significa militar en este equipo para exhibir toda su calidad durante una década». Varane e Isco fueron la primera imagen de ese proyecto. La segunda clave de este posicionamiento es que la contratación de los mejores futbolistas cuando son jóvenes evita los precios prohibitivos que reinan hoy.

El club blanco lo intentó con Neymar cuando tenía catorce años, un informe que también presentó Calafat, y posteriormente no lo consiguió porque Sandro Rosell primó al padre con un dinero extraordinario. Desde entonces, el campeón de Europa se ha adjudicado los fichajes de los jugadores que destacaban en América y Europa. Asensio, Vinicius, Rodrygo y Odegaard son los últimos exponentes de esa idea de comportamiento. El brasileño Vinicius Júnior, que acaba de cumplir 18 años, se entrena ya con Lopetegui para convertirse en «el fichaje del año».

Llegan con 18 años

¿Cómo se capta a estos chavales? Español de nacimiento, criado en Brasil, Juni Calafat ha vivido muchos días del año en su país y en otras naciones vecinas para ver en directo a los genios en potencia. Ahora es jefe de fútbol internacional del club madrileño y dirige una red de ojeadores en América que le informa de todas las promesas en ciernes. Cuando valora que hay un futbolista que merece ser contratado, se habla con el chico y con su familia, se negocia con su club y se firma un contrato de futuro, para venir al Real Madrid cuando cumpla la mayoría de edad. Mientras tanto, el jugador permanece cedido en su club, que ya ha cobrado parte del traspaso por anticipado.

Contratos por ocho años

Así se gestaron las transferencias de Vinicius y Rodrygo, procedentes del Flamengo y del Santos. Ambos fueron tasados en 45 millones. Vinicius estuvo cedido la pasada campaña y aterrizó en Barajas el sábado, dos días después de celebrar su decimoctavo aniversario. Firmó hace un año hasta 2025 y ahora comienza su verdadera etapa madridista. «Es la hora de hacer algo importante en el Real Madrid», dijo al llegar. Lo está demostrando. Sus taconazos y pases en los entrenamientos de Valdebebas son la noticia de estas primeras jornadas de trabajo.

Rodrygo, que cumple 18 años el 9 de enero, tiene trazado el mismo camino. Rubricó también su acuerdo con el equipo español por ocho campañas y continuará en el Santos hasta junio de 2019 para incorporarse al plantel blanco en la siguiente pretemporada.

Marco Asensio es el mejor espejo de esta política. El campeón deEuropa lo fichó a los 18 años, el 5 de diciembre de 2014. Abonó únicamente 3,9 millones al Mallorca. En 2017 renovó su contrato por seis temporadas más. Hoy posee una tasación de 180 millones. Martin Odegaard fue adquirido un mes después, el 22 de enero de 2015, cuando contaba 16 años. Internacional noruego a los quince años, su extrema juventud hace creer que su carrera se ha estancado, pero solo tiene 19 años y todavía debe madurar.

El Real Madrid podrá realizar alguna contratación importante, pero su filosofía está marcada. Asensios, Vinicius y Rodrygos.