Vídeo: El inicio de la era Lopetegui - Realmadrid.com
Real Madrid

Lopetegui ya impone su ideario

El Madrid comenzó su temporada y el técnico expuso al plantel que desea fútbol de ataque, presión alta y jugar en campo del contrario

Actualizado:

Un polo de manga corta del Real Madrid, pantalones negros y un «buenos días a todos». Así debutó Julen Lopetegui en su primera jornada de trabajo de campo con el Real Madrid. Los futbolistas de la primera plantilla que no disputaron el Mundial se sometían en ese momento a las pruebas físicas y reconocimientos médicos del estreno de campaña, una lista que tenía dos novedades extraordinarias, Vinicius y Lunin, que aspiran a quedarse en el grupo de elegidos. Bale y Benzema eran los dos estandartes de esta vuelta al césped.

Somos ante todo un equipo. Lopetegui expuso a la plantilla que para él manda el equipo. «Somos un grupo que juega un sistema compacto en el que todos defienden y ayudan cuando se pierde el balón, no quiero once individualidades»

El técnico estuvo muy cariñoso con sus pupilos, conocía prácticamente a todos. Y por la tarde, antes del primer entrenamiento, exhibió su filosofía del fútbol, un ideario de juego, de estilo, de forma de ser y de comportamientos de grupo que intensificó en una sesión física que despertó a miles de músculos del letargo.

Diálogo, no silencios. El técnico hablará con cada futbolista y lo hará a lo largo de la temporada para exponer lo que debe variar cada profesional. Quiere que sus hombres le expongan problemas y sensaciones, que no se callen cuando están molestos y menos cuando hay malentendidos

Los jugadores destacaron la concreción de su nuevo jefe en sus objetivos. Desde el primer día les explicó cómo quiere jugar y lo que pretende de sus hombres con y sin balón.

Dominar con verticalidad

Con independencia del sistema táctico, que puede ser un 4-4-2 o un 4-3-3 según los integrantes de cada alineación, Lopetegui destacó que su estrategia se basa en el fútbol ofensivo, en el dominio del partido, en la posesión de balón, pero sin recrearse en el «centrocuentismo» horizontal, sino en la búsqueda del ataque vertical con incursiones y desmarques rápidos para romper las defensas rivales.

La cohesión de un grupo. Para ganar debe haber una unidad de la plantilla. No admite los mirlos sueltos. La ausencia de Cristiano Ronaldo elimina egos y equipara al grupo

Detalló toda la esencia de su forma de jugar. Quiere realizar presión arriba a los adversarios, con el fin de no dejarles sacar el balón jugado y de conseguir la recuperación de la pelota lo antes posible. Y el punto final que definía su filosofía fue la obligación de jugar habitualmente en el medio campo del enemigo. «Veremos un Real Madrid muy competitivo», manifestó Lopetegui en los medios del club. «Tengo una plantilla muy buena y preparada para afrontar todos los retos con las máximas garantías».

Gareth Bale celebró su vigésimo noveno cumpleaños en pleno reestreno. Era el referente del plantel en el césped. Lopetegui mantuvo con el británico una primera toma de contacto. La conversación continuará de manera más profunda en los próximos días. El entrenador ha dejado claro que cuenta con Bale como un futbolista importante de su proyecto. Tentado por varios clubes ingleses, el responsable deportivo del Real Madrid ha contestado ya a Jonathan Barnett, que desea una reunión con el club para conocer el rol que tendrá su representado. Para Lopetegui será un punta relevante en su esquema, ya sea como extremo o como delantero centro falso, una posición que puede ocupar tras el adiós de Cristiano.

La «final» de Vinicius

Lopetegui también cuenta con Kovacic, que posee ofertas de la Premier. El preparador dialogará a fondo con él cuando acabe sus vacaciones. Ahora hablará con todos los hombres que están a sus órdenes en esta pretemporada. Les quiere observar en el campo antes de decidir si se quedan en el primer plantel o si es mejor que sean cedidos o traspasados.

Vinicius, 18 años recién cumplidos, se tomó el primer entrenamiento como las primeras horas decisivas de su carrera en el Real Madrid. Quiere convertirse en «el fichaje» atacante del equipo, cubrir ese hueco y eludir la contratación de un internacional consagrado. Sus «brackets» delataban la insultante juventud. Y su clase quedó patente desde los primeros minutos de toque de balón en Valdebebas. Es un talento por estallar en Europa.

Coentrao y Lucas Silva no estaban citados para este estreno general en Valdebebas. Tienen contrato en vigor, hasta 2019 y 2020 respectivamente, y se les buscará equipo para cumplirlo.

Lopetegui debutó ayer y ya señaló al plantel en el calendario la diana del primer título: «Ganar la Supercopa de Europa el 15 de agosto».