Un agente de la Guardia Civil junto al coche de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa - EFE

Blanca Fernández Ochoa fue vista un día después de desaparecer en un supermercado de Pozuelo

Más de 300 personas componen el operativo de búsqueda de la exesquiadora, de la que no se sabe nada desde el 24 de agosto

Encuentran pastillas y una botella de vino cerca del lugar donde murió de Blanca Fernández Ochoa

Última hora sobre Blanca Fernández Ochoa

Cercedilla (Madrid)Actualizado:

Más de 300 personas componen el operativo de búsqueda de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa, el más grande que la Guardia Civil (que se encarga de la búsqueda) ha puesto en marcha en la Comunidad de Madrid hasta el momento.

La búsqueda se ha reanudado despues de que la Policía haya confirmado que la deportista fue vista por ultima vez el pasado día 24 en un supermercado de Pozuelo de Alarcón. El objetivo ahora es sacar alguna pista de las imágenes que consigan ayudar a dar con el paradero de Blanca Fernández Ochoa, cuya desaparición fue denunciada el día 29 por la familia, que decidió esperar antes de crear la alerta. Este domingo, el coche de la medallista apareció en Las Dehesas de Cercedilla, lugar que se ha convertido en el epicentro de la búsqueda.

La búsqueda, ahora, se centra en esta zona de la Sierra de Guadarrama. A primera hora de está mañana 100 voluntarios se han unido a los equipos de Guardia Civil y Policía Nacional. Entre ellos, los hijos y la hermana de Blanca Fernández Ochoa, que desde el primer minuto se han acercado a las inmediaciones de la ruta en la que apareció el coche de la deportista.

En total, la Guardia Civil ha conformado tres equipos de búsqueda (que, a su vez, están organizados en varias secciones). Uno compuesto por bomberos, agentes del instituto armado, forestales y protección civil. Otro, que cuenta con agentes del cuerpo y ese centenar de voluntarios, divididos en 7 equipos. En un principio, estaba previsto que fueran cinco pero la respuesta ciudadana ha sido tal que el Ayuntamiento de Cercedilla se ha visto obligado a cortar la carretera que da acceso al inicio de las rutas de búsqueda.

A estos, se unen un grupo experto, formado por el SEREIM de Navacerrada, agentes del GEO de la Policia y GERA de bomberos, en la zona de Siete Picos, ha explicado a ABC Ana Martín, portavoz de la Guardia Civil. Perfiles más especializados para abordar una de las zonas más complejas del operativo. Este punto es especialmente delicado por la altura y lo escarbado del terreno, lo que incrementa la posibilidad de sufrir caídas, según ha especificado el jefe de intervención del GERA.

Está previsto que una vez que vuelvan al punto base todos los voluntarios, en función de los informes de la búsqueda, el equipo que dirige el operativo valore si ampliar o no el radio de la búsqueda, han informado desde la Guardia Civil. Un operativo que no cuenta con previsiones cerradas debido a que las rutas son muy dispares. Algunas, incluso, pueden llegar a durar 12 horas. No se descarta que el radio de búsqueda se amplíe, pero por el momento el instituto armado llama a la prudencia.