Algunos de los voluntarios que buscan a Blanca Fernández Ochoa, desaparecida desde hace días - EFE / Vídeo: Policía considera posible que Blanca Fernández Ochoa esté «viva»
Desaparición Blanca Fernández Ochoa

Se reanuda la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

En directo, última hora sobre Blanca Fernández Ochoa

Encuentran pastillas y una botella de vino cerca del lugar donde murió de Blanca Fernández Ochoa

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía, la Guardia Civil, los organismos de emergencias y voluntarios han reanudado la búsqueda de la medallista olímpica de esquí Blanca Fernández Ochoa, desaparecida el 23 de agosto y cuyo coche fue localizado ayer domingo en la zona de Cercedilla.

Un amplio dispositivo de búsqueda se desplegó ayer domingo en la sierra de Madrid para tratar de localizar a la deportista en la zona cercana a donde se encontró su coche. Fernández Ochoa cogió dos bastones el día 23, se subió a su vehículo, un Mercedes Clase A de color negro, y no se la ha vuelto a ver. Así lo ha podido saber ABC de fuentes de la investigación.

La desaparecida no fue ni al norte de España ni a hacer la parte que le faltaba del Camino de Santiago, como, al parecer, había informado a su hija Olivia Fresneda a través de un mensaje. Fue a la sierra madrileña de Guadarrama, donde apareció su coche a primeras horas de la mañana de ayer en un aparcamiento para senderistas a las afueras de Cercedilla.

Tras el hallazgo del coche, ayer se organizó un amplio dispositivo de búsqueda que hoy continúa. El vehículo se encontró con los pestilos cerrados en el aparcamiento de Las Dehesas, entre Cercedilla y Fuenfría, uno de los parkings más concurridos entre los senderistas de la zona. De ahí salen varias rutas que la deportista conoce bien, según ha informado la familia.

La ubicación del coche ha llenado de esperanza a sus allegados. «El accidente es la única hipótesis que barajamos. Lo han abierto y no han hallado nada raro», recalca su cuñado Adrián Federighi. «Ella no solía llevar teléfono, se iba sola y si se ha caído o le ha pasado algo no puede pedir ayuda. Está en el monte, seguro», ha aseverado. Esto hizo también que se concentraran en la zona numerosos vecinos y conocidos de la deportista, que comenzaron la búsqueda en batidas espontáneas. Poco después se desplegó el dispositivo que hoy continúa.

La hipótesis que maneja la policía se centra en una desaparición voluntaria y no forzada, ya que no se encontraron signos de violencia en el vehículo. La familia, por su parte, baraja un posible accidente de Blanca mientras hacía senderismo.