Una pequeña de 2 años
Una pequeña de 2 años - Fotolia

¿Tienes recuerdos de antes de los 2 años? Pues son falsos

El 40% de las personas cree recordar momentos de su primera infancia, pero no son más que «construcciones» mentales a partir de fotos, relatos u otras vivencias

MadridActualizado:

El color del primer cochecito de paseo, el disgusto por una caída, un juguete especial, el primer helado... Fulguraciones de un instante. Algunas personas aseguran ser capaces de recordar situaciones que vivieron antes de cumplir los 2 años. ¿Tienen buena memoria o solo fantasean? Probablemente, ni una cosa ni otra. Un equipo de investigadores asegura que casi el 40% de las personas tiene un primer recuerdo falso. No es que la vivencia sea necesariamente mentira, es que no es cierto que la rememoren por una experiencia directa. Simplemente, la han construido mentalmente a partir de fotos, relatos y otros hechos posteriores.

Los científicos aseguran que los recuerdos más antiguos datan de los 3 a 3 años y medio de edad. Antes, generalmente, no hay nada. Sin embargo, una amplísima encuesta hecha entre más de 6.600 individuos encontró que casi el 40% de los mismos dice tener recuerdos de cuando tenían 2 años o menos y cerca de 900 personas aseguraron tener recuerdos de 1 año o menos. Esto fue particularmente frecuente entre adultos de mediana edad y mayores.

Para investigar los primeros recuerdos de las personas, los investigadores pidieron a los participantes que detallaran su primer recuerdo junto con su edad en ese momento. En particular, se les pidió que estuvieran seguros de que se trataba de un recuerdo auténtico, no uno basado en una fotografía familiar, una historia o cualquier fuente que no sea la experiencia directa.

A partir de estas descripciones, los investigadores examinaron el contenido, el lenguaje, la naturaleza y los detalles descriptivos de esos recuerdos de la primera infancia y a partir de esos datos se evaluaron las posibles razones por las cuales las personas reclaman recuerdos de una edad en la que la ciencia indica que no se pueden formar.

Como muchos de estos recuerdos ficticios datan antes de la edad de dos años o menos, los autores sugieren que se basan en fragmentos recordados de experiencias tempranas, como un cochecito, relaciones familiares o sentimientos tristes, y algunos hechos o conocimientos sobre su propia infancia a partir de fotografías o conversaciones familiares.

Más habitual entre los mayores

Como resultado, lo que alguien tiene en mente al evocar estos primeros recuerdos es una representación mental sobre su propia infancia, en lugar de recuerdos reales. Con el tiempo, para el individuo tales representaciones mentales simplemente son «recuerdos» con contenido fuertemente vinculado a un tiempo particular. Los recuerdos ficticios muy tempranos fueron vistos como más comunes en adultos de mediana edad y mayores. Aproximadamente 4 de cada 10 de ese grupo tienen recuerdos ficticios de su infancia.

Según Martin Conway, director del Centro para la Memoria en la Universidad de Londres y coautor del trabajo, que se publica en la revista Psychological Science, «las personas que tienen estos recuerdos no saben que son ficticios. De hecho, cuando se les dice que son falsos, a menudo no lo creen. Esto es en parte debido al hecho de que los sistemas que nos permiten recordar cosas son muy complejos, y no es hasta que tenemos 5 o 6 años que formamos recuerdos parecidos a los adultos debido a la forma en que se desarrolla el cerebro y debido a nuestra creciente comprensión del mundo».