Ilustración de un asteroide con la Tierra de fondo - Archivo

Un asteroide gigantesco «rozará» la Tierra en menos de un mes

2000 QW7 pasará a unos cinco millones de kilómetros de nuestro planeta, lo que en términos astronómicos es bastante cerca

ABC Ciencia
MadridActualizado:

Es bastante común que rocas espaciales se acerquen a nuestro planeta: no en vano tenemos cerca del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, sin contar con los llegados de otras zonas del Sistema Solar. Por ello, las agencias espaciales tienen diferentes programas para descubrir y seguir a este tipo de objetos, y poder predecir con días, incluso años, sus posibles trayectorias. Es el caso del asteroide 2000 QW7, un gigante que mide entre 290 y 650 metros de diámetro y que pasará cerca de la Tierra en menos de un mes, según la NASA.

Concretamente se aproximará el 14 de septiembre, tal y como informa el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), una parte del Laboratorio de Propulsión a Reacción en Pasadena (JPL por sus siglas en inglés) dependiente de la agencia espacial estadounidense.

Sin embargo, la visita del 2000 QW7 será fugaz: viaja increíblemente rápido, a 23.100 kilómetros por hora, acelerándose a medida que se acerca a nosotros. Por otro lado, a pesar de que se considera un objeto cercano a la Tierra y dentro de los «potencialmente peligrosos», todavía estará bastante lejos. Los asteroides y otros materiales espaciales se consideran objetos cercanos a la Tierra si pasan dentro de 1,3 unidades astronómicas de nuestro planeta (una unidad astronómica es la distancia de la Tierra al Sol, 149,6 millones de kilómetros).

Como señala CNEOS, 2000 QW7 pasará dentro de 0,03564 unidades astronómicas de la Tierra, lo que equivale a aproximadamente a 5,3 millones de kilómetros. Dicho de otra manera, eso es 13,87 veces la distancia entre la Tierra y la Luna, por lo que no habrá que preocuparse demasiado por su visita.

Al igual que la Tierra, el asteroide 2000 QW7 orbita alrededor del Sol, si bien solo nos cruzamos con él de forma esporádica. La última vez que se acercó a nuestro planeta fue el 1 de septiembre de 2000. Después del 14 de septiembre, la próxima vez que se espere que pase es el 19 de octubre de 2038, según el JPL.