Espeto de sardinas en Lobito de Mar
Espeto de sardinas en Lobito de Mar
GASTRONOMÍA

Los mejores restaurantes para elegir bien en la Costa del Sol

El crítico de ABC traza una ruta llena de direcciones útiles para acertar con seguridad en nuestro próximo viaje

Actualizado:

Por cantidad y calidad de restaurantes, la Costa del Sol reúne desde hace unos años la más completa oferta gastronómica de Andalucía y una de las más atractivas de España. Desde Vélez Málaga hasta Casares, el litoral malagueño tiene una amplia oferta que va desde restaurantes con estrellas Michelin de muy alto nivel hasta sitios más modestos donde comer pescados y frituras de calidad pasando por algunos buenos establecimientos de cocina internacional o chiringuitos de lujo en la playa.

Empezamos nuestro recorrido por el oriente de la provincia. En el puerto deportivo de La Caleta de Vélez, un restaurante de producto marino no demasiado conocido pero que dará que hablar: Chinchín Puerto. Sebastián y Lourdes compran lo mejor de la lonja vecina, siempre pescado y marisco del día. Quisquillas, gambas, cigalas, pargos… perfectamente tratados en la cocina. Seguimos hacia Málaga, la capital, para visitar La Cosmopolita, donde Dani Carnero, un cocinero experimentado, que trabajó con Berasategui y más tarde con Adriá y De la Osa, ha sabido adaptar sus conocimientos a un modelo de cocina basada en la tradición malagueña, con mucho conocimiento y mucha inteligencia, ceñida a la temporada y al producto de la zona. También en la capital, con una estrella Michelin, JCG, el restaurante de José Carlos García, en el bonito entorno de Muelle Uno. Alta cocina con el producto local como protagonista y frecuentes guiños orientales.

En ruta hacia el Occidente parada obligatoria en Fuengirola para comer en uno de los grandes restaurantes de producto de España: Los Marinos José. En el paseo marítimo, junto a la playa, la familia Sánchez ofrece una variedad de pescados y mariscos espectacular. No hay carta fija porque siempre trabajan con lo mejor del día. Pescados al horno, fritos o a la plancha, siempre con puntos perfectos y sin más complicaciones. Aunque no hace ascos a servir pescados de otras costas españolas, los mejores son los que proceden de Fuengirola y sus alrededores.

Llegamos a Marbella, capital gastronómica de la Costa del Sol. Destaca el restaurante Dani García, en el hotel Puente Romano, con dos estrellas Michelin. El cocinero marbellí vincula sus platos a la tradición andaluza y al producto local. Innovación, equilibrio y mucho sabor. García tiene también otros establecimientos informales entre los que sobresale Lobito de Mar, donde reproduce con acierto la cocina de los chiringuitos de playa a partir de un producto muy seleccionado. Desde espetos hasta arroces y frituras.

Entre los restaurantes que cuentan con estrella Michelin en Marbella nos quedamos con El Lago y Messina. El primero, con una preciosa terraza sobre el lago de un campo de golf, cuenta con una cocina de autor sin sobresaltos con una decidida apuesta por los productos locales. En cuanto a Messina, es la apuesta de los argentinos Mauricio Giovanini, cocinero, y su mujer, Pía Ninci, que dirige la sala. Buen producto en una cocina inconformista, con un estilo propio y original. Cambiando de tercio, también en Marbella se encuentra uno de los más destacados restaurantes japoneses de España, Takumi, que acaba de abrir una sucursal en Málaga capital. Notable cocina nipona de la mano del japonés Toshio Tsutsui y de su socio, el español Álvaro Arbeloa.

Un espectacular lago junto al hotel Finca Cortesín, donde está el restaurante Kabuki Raw
Un espectacular lago junto al hotel Finca Cortesín, donde está el restaurante Kabuki Raw

Salimos hacia San Pedro de Alcántara, donde 1870 es una buena alternativa para quienes buscan cocina clásica. Un restaurante con un agradable jardín interior que recuerda otros tiempos y otros veranos en Marbella. Servicio de sala amable y profesional y una sólida cocina académica a cargo del vasco Aitor Perurena. En San Pedro otra excelente opción es El Ancla. La terraza de este restaurante está tan cerca del mar que a veces se tiene la impresión de estar navegando. Una nutrida clientela, compuesta casi íntegramente por veraneantes españoles, se da cita en sus mesas para disfrutar de las clásicas frituras y de unos excelentes pescados a la sal, procedentes casi siempre de los puertos vecinos, principalmente los de Marbella y Estepona. Terminamos ya en Casares, muy cerca de la provincia de Cádiz. En Finca Cortesín, uno de los hoteles con más encanto de Andalucía, sobresale un restaurante perteneciente al grupo Kabuki que capitanea Ricardo Sanz. Luis Olarra, uno de sus mejores discípulos, desarrolla una cocina de fusión japo-hispana en la que combina platos clásicos de Sanz con otros propios a partir del excelente producto de la zona. Elegancia y refinamiento tanto en la mesa como en el servicio, reconocido todo con una estrella Michelin.