Una de las calles de Estepona, «iluminada» con plantas
Una de las calles de Estepona, «iluminada» con plantas

COSTA DEL SOLLa ciudad española que convierte todas sus calles en jardín y museo

Estepona (Málaga) apuesta por grandes parques, jardín botánico, murales, recuperar el centro histórico y alojamientos boutique

Actualizado:

No es sólo un modelo turístico. Es un cambio al concepto de ciudad. Desde 2011, Estepona se está adaptando a una nueva forma de vivir. Para finales de 2017 el Ayuntamiento pretende tener reformadas más de un centenar de calles. No es una simple mejora, ni tampoco un lavado de cara. Las plazas y calles tienen que lucir propias de un lugar que aspira a ser el «Jardín de la Costa del Sol». Es la apuesta por crear un entorno diferente y acogedor. El centro histórico luce como la primavera. Las calles están engalanadas, las flores ornamentan los pasos de los visitantes por los preciosistas empedrados. Las fachadas presumen de gitanillas y el paseo huele a sal marina y a flores, coloridas y abundantes. Un jardín para perderse, para vivir y para alojarse.

Dormir en el centro histórico

Calle Montañez, en Estepona
Calle Montañez, en Estepona

La demanda de este entorno hace que el Ayuntamiento haya presentado en la Feria Internacional del Turismo de Madrid (Fitur) la construcción de ocho nuevos hoteles boutique en el casco histórico. El objetivo es cubrir la demanda de plazas existente. Serán 300 habitaciones atendidas por más de 200 personas. La inversión rondará los 40 millones de euros. El Consistorio afronta el plan de equipamientos, mientras profundiza en la propagación de la mancha verde por el callejero. «En este año se va a comenzar a perder la cicatriz que es la carretera nacional. Se verá integrada tanto de día, como de noche, por el verde y la iluminación», señala José María García Urbano, que lleva cinco años desarrollando este modelo, cuyos inicios comenzaron con la recuperación de las fuentes, enterradas por falta de dinero para pagar el agua. Tiempo en el que se puso en valor el Jardín Botánico-Orquidiario, junto al cual la antigua pensión será recuperada como hotel.

Murales en las fachadas

Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Estepona. El mural artístico vertical de mayor superficie que se ha realizado en España y que ocupa seis fachadas de un conjunto de edificios de más de un centenar de viviendas y una dimensión de casi mil metros cuadrados, es una obra del artista José Fernández Ríos en Estepona (Málaga)
Fotografía cedida por el Ayuntamiento de Estepona. El mural artístico vertical de mayor superficie que se ha realizado en España y que ocupa seis fachadas de un conjunto de edificios de más de un centenar de viviendas y una dimensión de casi mil metros cuadrados, es una obra del artista José Fernández Ríos en Estepona (Málaga)

Estepona se ha convertido, en base a este modelo, en un museo callejero. Las fachadas de los edificios son una extensa exposición de murales. Desde el realismo a las últimas vanguardias aparecen en la ciudad que alberga algunas de las pinturas exteriores más grande de España. Los edificios guardan un imperial secreto dibujado en sus exteriores. «Con este tipo de pinturas creativas, Estepona se sitúa con las ciudades españolas y europeas en la vanguardia de las intervenciones artísticas sobre espacios al aire libre», remarca José María García Urbano.

La reconversión sigue. En el futuro está la recuperación de las torres vigías, que están diseminadas por el litoral de la ciudad. «Vamos a reconvertir alguna para darle vida y probar a ver cómo funciona. Si la idea sale bien, reconvertiremos todas las que sean posible para su uso público», señala García Urbano.