Las frutas y verduras son fundamentales para proteger la salud del páncreas
Las frutas y verduras son fundamentales para proteger la salud del páncreas

Alimentos para blindar el páncreas

Una alimentación rica en frutas y verduras, pobre en proteínas y grasas animales y con un aporte alto de vitamina D protege este órgano, cuya función es vita

Actualizado:

Aunque su función es imprescindible para la digestión y fundamental para la vida, el páncreas es un gran desconocido para la mayor parte de la población. Su función más popular es la de controlar el azúcar en sangre mediante la producción de la insulina, pero tiene otro cometido, menos conocido, pero vital: produce las enzimas que permiten digerir los alimentos y absorber los nutrientes.

Son como dos órganos en uno. «Si el páncreas no funciona bien no aprovechamos los nutrientes de la comida y esto produce déficits nutricionales, que son un factor de riesgo muy importante para el infarto, las fracturas óseas, las infecciones, y se asocia con un mayor riesgo de mortalidad», explica a ABC el doctor Enrique Domínguez-Muñoz, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago y experto de la Fundación Española del Aparato Digestivo (Fead).

Más de 30.000 personas son diagnosticadas cada año en España de una enfermedad relacionada con el páncreas (unos 25.000 casos de pancreatitis aguda, 2.000 pacientes de pancreatitis crónica y 6.000 nuevos casos de cáncer de páncreas). En su mayoría, son patologías graves, con un tratamiento limitado y mortalidad elevada si el diagnóstico no es precoz.

Un órgano «oculto»

El problema es que la situación de este órgano en el cuerpo, oculto tras el estómago, provoca confusión en los pacientes, ya que cuando produce dolor, molesta en la boca del estómago y suele confundirse con problemas gástricos. «Cuando el paciente llega al médico ya está en fases con síntomas preocupantes y es tarde», advierte el doctor Domínguez-Muñoz, que destaca la importancia de conocer las señales de alarma: un dolor de estómago que bien va hacia la espalda o no responde al tratamiento habitual con protectores gástricos, alteraciones de la digestión, diarreas frecuentes, hinchazón abdominal o pérdida de peso involuntaria.

El difícil diagnóstico y el mal pronóstico de un páncreas enfermo cuando no se detecta a tiempo pone de relieve la importancia de la prevención. La dieta y el estilo de vida juegan un papel fundamental en el cuidado de este órgano que se «esconde» detrás del estómago. Hay dos tóxicos clave: el alcohol y el tabaco. «Con el alcohol sabemos que a mayor consumo mayor riesgo, pero eso no significa que una persona que bebe de forma moderada no tenga un riesgo. La sensibilidad del páncreas es muy variable de unas personas a otras», apunta el experto de la Fead. Y con el tabaco pasa lo mismo.«Nuestra recomendación es alcohol y tabaco, cero», aconseja.

En cuanto a la dieta, una alimentación rica en frutas y verduras, pobre en proteínas y grasas animales (carnes rojas) y con un aporte alto de vitamina D protege este órgano. También es importante huir del sedentarismo. «Una persona que lleve una vida sana, evite el sobrepeso y haga ejercicio físico regular reduce mucho el riesgo de sufrir un cáncer de páncreas», avisa el doctor.

Asimismo, advierte del déficit de vitamina D en la población española por «la moda de evitar los lácteos».«Son la fuente fundamental de vitamina D. No se puede vivir sin lácteos porque necesitamos ese aporte», asegura. Por ello, si se tiene realmente una intolerancia a la lactosa, recomienda comer yogures y quesos, donde el ácido láctico está fermentado. Y en caso de optar por leches desnatadas, deben estar suplementadas con esta vitamina. El experto de la Fead destaca también la importancia de incrementar la ingesta de antioxidantes en nuestra dieta. Los podemos encontrar, por ejemplo, en frutas y verduras, legumbres, aceite de oliva, frutos secos o el té verde. Este último, asegura el experto, «se lo recomendamos a todos los pacientes con problemas de páncreas».