Es Noticia

Lazos de sangre El rendimiento televisivo de la familia de Rocío Jurado

El clan se ha enfrentado a una separación pública y mediática, que les ha llevado a pisar infinidad de platós

Amador Mohedano besando la frente de Rocío Jurado en 2005
Amador Mohedano besando la frente de Rocío Jurado en 2005 - ÁNGEL DE ANTONIO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La sombra de Rocío Jurado todavía es alargada. Hay muchos secretos que no se conocen de la que fue conocida como «la más grande». Por ello, esta noche, en «Lazos de sangre» (La 1, 22.40) se adentran en la historia de la familia, que con el tiempo se ha ido separando desde el momento en el que Rocío Jurado falleció.

Ya hace doce años desde su muerte, hecho que sucedió el pasado 1 de junio de 2006. Desde entonces, han sido muchos los escándalos que la familia Mohedano Jurado ha protagonizado. El clan se ha ido distanciando desde que Rocío Jurado falleció por un cáncer de páncreas –una enfermedad que padeció durante dos años– a sus 61 años. Cada miembro ha ido haciendo su vida, al tiempo que lo ha ido transmitiendo todo a través de los medios de comunicación.

Parte de la familia de Rocío Jurado tras su féretro durante el entierro, el 2 de junio de 2006
Parte de la familia de Rocío Jurado tras su féretro durante el entierro, el 2 de junio de 2006 - JUAN CARLOS RANGEL

Uno de los personajes a los que el resto de la familia señala (o eso han dicho en más de una ocasión en los platós de televisión) como responsable de la separación familiar es Rocío Carrasco. La hija de la «más grande» y el boxeador Pedro Carrasco se separó definitivamente de la familia, prácticamente sin querer saber nada. Ni de ellos, ni de los medios de comunicación. Sin embargo, esto no le ha servido para evitar que algunas de sus historias más truculentas hayan visto la luz en televisión.

Sin embargo, sí que se ha prestado para trabajar como colaboradora habitual de los programas deMaría Teresa Campos. Alguno de los momentos más recordadas de las dos en televisión fue en la sección de «El tendedero». Ambas cotilleaban sobre diferentes temas de actualidad tratando desde las últimas noticias de Moncloa hasta la última ruptura de corazón de algún personaje de la época. Pero, con los años, y especialmente tras la pérdida de su madre, Rocío Carrasco decidió alejarse los platós de televisión para apoyarse en su marido Fidel Albiac.

Tanto fue así que tuvieron que pasar cerca de cinco años hasta que la vimos de nuevo delante de una cámara, y lo hizo como presentadora. En Canal Sur, recibió el encargo de dirigir «Nacidas para cantar» (2011). Su regreso a la televisión nacional llegó en 2014, cuando entró a mitad de temporada para ser una de las cinco presentadoras de «Hable con ellas» en Telecinco.

Rocío Carrasco rememorando su sección del tendedero en «Hable con ellas»
Rocío Carrasco rememorando su sección del tendedero en «Hable con ellas» - MEDIASET

Pero este no ha sido el único paso televisivo de Rocío Carrasco. La hija de la tonadillera también ha visto como su exmarido, Antonio David Flores, acudía de plató en plató para contar todos los secretos que rodearon a su relación y los problemas judiciales que aún le vinculaban a su expareja. No ha sido el único que ha puesto en evidencia a Rocío Carrasco. Su propia hijo, Rocío Flores, ha mostrado su apoyo incondicional a su padre en más de una ocasión; algo que también ha hecho con Raquel Mosquera, la que fuese pareja de Pedro Carrasco.

El mayor reflejo de la desvinculación de Rocío Carrasco con su familia, y con el recuerdo de su madre, es que ha impedido que se abra el Museo dedicado a Rocío Jurado. El espacio está listo para la inauguración y las autoridades pertinentes del municipio de Chipiona tamibén. Pero ¿qué falta? El consentimiento de la primogénita de la cantante, que es quien posee los derechos de imagen de la tonadillera.

La vertiente de los Carrasco no ha sido la única parte que ha acudido a los medios. Uno de los personajes que más ha pasado por televisión ha sido Rosa Benito. La que fuese esposa de Amador Mohedano, hermano de Rocío Jurado, acudía de gira con la cantante ya que su marido era el encargado de gestionar su carrera musical. Sin embargo, tras la muerte de Rocío Jurado, Benito entró en «Sálvame», en donde se convirtió en una colaboradora habitual del programa. Su éxito en las tardes de Telecinco fue tal que la cadena apostó por ella para entrar en «Supervivientes» y terminó ganando el concurso.

Rosa Benito, alzándose como ganadora de «Supervivientes 2011»
Rosa Benito, alzándose como ganadora de «Supervivientes 2011» - MEDIASET

A pesar de su éxito en Honduras, su travesía por el reality supuso un duro golpe para su matrimonio. El divorcio entre Rosa Benito y Amador Mohedano también fue televisado a través de «Sálvame». Y, tras su separación, se empezó a desvincular del programa e intentó repetir el éxito en «Gran hermano VIP», pero no lo consiguió. Por su parte, Amador Mohedano también compartió publicamente la separación con Rosa Benito. Y, por si las entrevistas que concedió fueran pocas, también se atrevió a participar en «Supervivientes». Son toda una familia mediática ya que la hija de ambos, Rosario Mohenado, también ha coqueteado con la televisión; aunque su sueño es convertirse en una estrella de la canción.

Aún nos queda una parte del árbol genealógico de Rocío Jurado por analizar, la que creó con Ortega Cano. Aunque mucho menos participativo que la mayoría de sus familiares, el torero también ha acaparado titulares, especialmente cuando sufrió el trágico accidente de tráfico en mayo de 2011. También ofrece declaraciones a los medios cuando se interesan por él y concede entrevistas a diferentes revistas. De hecho, en la última confirmó que iba a volverse a casar, pero esta vez con su actual prometida, Ana María Aldón.

Rocío Jurado, junto a Ortega Cano y sus dos hijos
Rocío Jurado, junto a Ortega Cano y sus dos hijos - AGENCIA EFE

Los hijos del matrimonio de Ortega Cano y Rocío Jurado también han estado en el foco mediático. El mayor de los dos, José Fernando, no ha acudido a ningún plató de televisión. A pesar de que ha ofrecido exclusivas para diferentes revistas, en los programas solo se ha hablado de la mala vida que llevaba, junto a sus problemas de salud y las malas compañías que tenía.

Sin embargo, Gloria Camila dio el salto a la televisión en cuanto cumplió los 18 años. Alejada de la polémica de su hermano, ha ofrecido otra faceta. La hija de Rocío Jurado se ha atrevido a participar en multitud de programas de Telecinco. Junto a su novio, Kiko Jiménez (conocido por «Mujeres y Hombres y Viceversa»), Gloria Camila se aventuró en «Supervivientes». En el reality show, dejaron ver una faceta de la relación desconocida, que sirvió para que muchos tildaran de «tóxico» el amor que se tenían. Sin embargo, de momento siguen juntos y participan en el programa de Emma García en Cuatro.

Gloria Camila y Kiko Jiménez participando en «Supervivientes»
Gloria Camila y Kiko Jiménez participando en «Supervivientes» - MEDIASET

Esta noche a las 22.40 horas se emitirá una nueva entrega de «Lazos de sangre», en la que veremos cómo ha sido la vida de la familia sin Rocío Jurado. En el episodio veremos los testimonios de muchas personas especialmente cercanas a la tonadillera, con especial protagonismo para Ortega Cano. Junto a él, Lolita, Joan Manuel Serrat y Diana Navarro desvelarán los secretos de la faceta profesional de la más grande, y los periodistas Jesús Mariñas, Carlos Ferrando y Paloma Barrientos también contarán lo que nunca se ha dicho de ella. Especialmente destacable es la presencia en el programa de Mercedes Milá, que regresa así a Televisión Española después de haber sido un icono de la televisión pública en los años 70 y 80.