El Secretario de Estado de EE.UU.
El Secretario de Estado de EE.UU. - Afp

Pompeo: EE.UU. apoya «plenamente» a Guaidó «en su búsqueda de la libertad y la democracia»

«La libertad nunca es fácil, pero siempre vale la pena», afirma el senador de Estados Unidos

Guaidó pide a los militares que se levanten contra Maduro desde una base aérea de Caracas

Así ha sido el mensaje de Guiadó para liberar Venezuela

Leopoldo López liberado por militares

Venezuela en video: sigue el directo de lo que está pasando ahora mismo en Venezuela

Venezuela en directo: última hora del levantamiento militar y las protestas en Venezuela

Corresponsal en WashingtonActualizado:

El Gobierno norteamericano ha apoyado públicamente el pronunciamiento de los militares contra el régimen de Nicolás Maduro. El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha dicho este martes que «el Gobierno de EE.UU. apoya totalmente al pueblo de Venezuela en su lucha por la libertad y la democracia».

En un mensaje en la red social Twitter, Pompeo, que es el jefe de la diplomacia norteamericana, ha dicho que «la democracia no será vencida» y ha saludado el pronunciamiento con el nombre que le ha dado a este la oposición levantada contra Maduro, «Operación Libertad».

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, ha expresado este martes su apoyo al pronunciamiento en Venezuela porque es un paso necesario en el «proceso de transición democrática de forma pacífica», según ha dicho.

Almagro ha sido uno de los más firmes aliados de la oposición contra el régimen de Maduro, facilitando la expulsión de los enviados de este del consejo permanente de la OEA y su sustitución por los enviados de Guaidó.

«Saludamos adhesión de militares a la Constitución y al Presidente encargado de Venezuela», ha dicho Almagro en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. En diciembre, antes de que se declarara presidente encargado de Venezuela, Guaidó se vio con Almagro en una visita a Washington.

La expulsión de los enviados de Maduro, consumada a principios de abril, fue manipulada por el régimen como una decisión libre y voluntaria de abandonar la OEA, y el chavismo se manifestó en las calles el domingo para celebrarla.

El nuevo embajador venezolano en la OEA, Gustavo Tarre, tomó su asiento el martes pasado y acusó a Maduro de vulnerar las «normas democráticas y las relativas a los derechos humanos». «El gobierno usurpador [de Maduro] no defiende la soberanía nacional, vulnerada por la injerencia permanente de Cuba, Rusia, el narcotráfico, terroristas y guerrilleros extranjeros», dijo Tarre durante su intervención.

«La libertad nunca es fácil»

El influyente senador norteamericano Marco Rubio, que ha marcado en gran parte la agenda de la Casa Blanca hacia Venezuela, ha dicho después de conocer el pronunciamiento de los militares para apoyar a la oposición que «la libertad nunca es fácil, pero siempre vale la pena».

Rubio, que representa en el Senado a Florida, el estado norteamericano con mayor población venezolana, ha instado a todos los soldados de Venezuela a que se sumen a los opositores al régimen de Nicolás Maduro para consumar el cambio de régimen en el país.

«Este es el momento de que todos los militares de Venezuela cumplan con su juramento a la constitución y defiendan al presidente interino Juan Guaidó en su lucha por restablecer la democracia. Ustedes pueden escribir la historia en las horas y los días que están por venir», dijo el senador en Twitter.

El senador Rubio es uno de los políticos norteamericanos que más han apoyado la opción de respaldar a los militares que se pongan del lado de Guaidó y los opositores. Incluso en una ocasión llegó a advertir en redes sociales a Maduro de que si no cedía y abandonaba el poder, podría acabar como Muammar el Gadafi en Libia.

Rubio, que además es parte de la Comisión de Exteriores del Senado, ha instado a los venezolanos a que se sumen a la revuelta contra el régimen de Maduro porque «puede que una oportunidad como esta no se vuelva a producir». Incluso se ha dirigido directamente al ministro de Defensa, Vladímir Padrino, instándole a que «haga lo correcto».