Los aviones C-17 de la Fuerza Aérea de EE. UU. que transportaban ayuda humanitaria para Venezuela aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Camilo Daza en Cúcuta - AFP

Cientos de militares de EE.UU. llegan a Colombia con la ayuda humanitaria para Venezuela

Tres aviones cargados con 180 toneladas de comida y medicinas aterrizan en la localidad fronteriza de Cúcuta

WashingtonActualizado:

El Ejército norteamericano ya transporta ayuda humanitaria a la frontera de Venezuela. Este pasado fin de semana el Pentágono ha establecido un puente aéreo desde la base militar de Homestead en Florida a la localidad colombiana de Cúcuta, a 2.600 kilómetros de distancia, que han empleado tres aviones de transporte militar pesado de largo alcance cargados con 180 toneladas de alimentos y medicinas. EE.UU. planea transportar también ayuda humanitaria desde Texas.

El Gobierno interino de Juan Guaidó ha anunciado que el próximo sábado organizará la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela a través de tres puntos de entrega: Cúcuta en Colombia, Roraima en Brasil y la isla antillana de Curazao, desde la que partirá una flotilla hasta el estado venezolano de Falcón.

Precisamente de lunes a viernes estuvo en Brasil y Curazao el almirante Craig Faller, militar de alto rango al mando del Comando Sur de EE.UU., que abarca el área relativa al sur del continente americano, América central y el Caribe. Reunido con la cúpula militar de ambos aliados, Faller trató sobre la entrega de ayuda y los planes de contingencia en caso de que finalmente caiga el régimen chavista.

La ayuda enviada por EE.UU. incluye alimentos, medicinas y productos de higiene personal. La Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid por sus siglas en inglés) está coordinando la entrega con Lester Toledo, a quien Guaidó ha encargado la logística y quien ha sumado a sus esfuerzos a una comisión de la Asamblea Nacional Venezolana y varios grupos cristianos y ONG. Además de los tres millones de exiliados, Usaid y la Organización de Estados Americanos (OEA) calculan que hay unas 300.000 personas en riesgo de desnutrición dentro de Venezuela.

El transporte de ayuda humanitaria a Colombia se ha efectuado con tres aviones C-17 Globemaster III fabricados por Boeing y con capacidad para una tripulación de 100 soldados y 80 toneladas de carga cada uno. En cada uno viajan además carretillas elevadoras de transporte. La base de Homestead, de la que partieron, es la sede del Comando Sur de EE.UU. El Gobierno norteamericano informó de los detalles del transporte al presidente colombiano, Iván Duque, durante una visita que este realizó a Washington la semana pasada.

El director de la Agencia del Usaid, Mark Green, voló a Cúcuta con el contingente militar. «Esta no es una misión únicamente norteamericana. Es un esfuerzo conjunto a nivel regional. Tanto EE.UU. como Colombia y cada vez más países estamos uniendo fuerzas para ofrecerle esperanza de verdad a la ciudadanía de Venezuela, que tanto tiempo lleva sufriendo», dijo Green ayer en Cúcuta.

El 23 de febrero, día clave

Visitó también la frontera el senador republicano Marco Rubio, que ha sido crucial para que la Casa Blanca y Donald Trump se lanzaran al apoyo del nuevo presidente encargado, Juan Guaidó. «En la historia del mundo los tiranos no se van fácil, en especial quienes tienen el apoyo de criminales y de narcotraficantes como en este caso», dijo Rubio ayer. «En mi país estamos divididos por muchas cosas, pero en este tema no hay división interna, demócratas y republicanos tenemos todos una sola voz de ayuda al pueblo de Venezuela para que consiga lo que merece: la libertad».

El régimen de Maduro, que aún controla al ejército, se niega a dejarles paso y ha acusado falsamente a EE.UU. de enviar comida contaminada y cancerígena. El presidente Guaidó ha establecido el 23 de febrero como fecha para la entrada de esos víveres. En una conferencia de donantes, el jueves, los aliados de Guaidó en América se comprometieron a enviar cientos de millones de euros de ayuda humanitaria en los próximos días.

.