Vídeo: May explica que el Brexit significa renunciar al mercado único - ATLAS

Las claves del Brexit propuesto por May

Theresa May ha especificado durante su comparecencia en Londres los pasos y las consecuencias que tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La primera ministra británica, Theresa May, ha expuesto este martes los detalles sobre el Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea aprobada por referéndum el pasado junio.

1. Brexit es Brexit.La primera ministra ha remarcado que habrá una salida limpia y completa de la UE, sin componendas: «Buscamos una asociación nueva e igualitaria entre una Gran Bretaña Global independiente y autónoma, y nuestros amigos y aliados en la UE». «No seremos un miembro parcial ni un miembro asociado de la Unión Europea, o algo que nos deje con un pie dentro y otro fuera. No buscamos adoptar un modelo como el que disfrutan otros países. No buscamos aferrarnos a ser miembros al tiempo que salimos», ha zanjado.

2. Voto en el Parlamento. La mandataria ha indicado que el acuerdo final se votará en el Parlamento británico, asegurando que tratará que el proceso de negociación sea sometido al escrutinio adecuado. «Puedo confirmar que el Gobierno someterá el acuerdo final que se alcance entre el Reino Unido y la UE a una votación en ambas cámaras del Parlamentos antes de que entre en vigor», ha explicado.

3. Fuera del Mercado Común. May se niega a seguir manteniendo cualquier clase de vínculo con Bruselas. Esta línea, calificada de Brexit duro, implica que la mandataria rechaza adoptar un modelo como el de Noruega, país que no forma parte del bloque comunitario, pero que sí está asociado comercialmente a él y que además acepta su carta de derechos y libertades. « Seguiremos siendo socios fiables, aliados dispuestos y estrechos amigos», ha subrayado, sin embargo, sobre Bruselas.

Así, May renuncia a hacer concesiones que puedan implicar el mantenimiento del Reino Unido en el mercado común. «Lo que propongo no puede significar la pertenencia al mercado único», ha indicado. Según la mandataria, debido a que esa condición impediría a su país negociar «nuestros propios acuerdos comerciales». Sin embargo, sí ha anunciado que desea el establecimiento de un acuerdo aduanero con la Unión Europea.

La primera ministra se ha permitido incluso amenazar a los 27 con una guerra comercial si durante las negociaciones «castigan al Reino Unido». Advirtió que los británicos contestarían con bajadas agresivas del impuesto de sociedades para atraer a empresas a su país. También aseguró que las empresas de la UE se verían dañadas si pierden su acceso a la City de Londres.

4. También ha expresado su deseo de que los comunitarios que ahora mismo viven en el Reino Unido conserven sus derechos, pero siempre que los británicos que viven en países de la UE reciban idéntico trato. Abogó por un acuerdo cuanto antes entre las dos partes para tranquilizar a esos ciudadanos. Eso sí, el Reino Unido limitará la llegada de ciudadanos comunitarios, que hasta ahora pueden instalarse en el país libremente. «Brexit significa controlar el número de personas que llegan de la UE», ha sentenciado.

5. Gran Bretaña dejará de estar sometida a las leyes y los tribunales europeos, y que se revocará la legislación comunitaria, de tal manera que las leyes de la UE pasen a ser leyes británicas.

6. El país podría seguir contribuyendo al presupuesto europeo para algunas cuestiones específicas, pero señaló que dejará de aportar la «enormes» cantidades con que contribuye ahora como socio.

7. Colaboración en lucha antiterrorista. A pesar de su apuesta por el Brexit duro, May sí desea que el Reino Unido siga compartiendo material de inteligencia con sus socios europeos una vez salga de la Unión Europea, con el objetivo de combatir el crimen y el terrorismo. Del mismo modo, la mandataria ha señalado que quiere que su país continúe cooperando con Bruselas sobre política exterior, al resaltar que ambas partes tienen intereses y valores comunes.