El líder laborista, Jeremy Corbyn - REUTERS | Vídeo: ATLAS

Bruselas desinfla las últimas esperanzas de May ante el voto de hoy

El líder laborista le advierte que «ha fracasado», y que si mañana pierde en el Parlamento debe convocar elecciones

LondresActualizado:

La Premier británica, Theresa May, lanzó ayer su última arenga en los Comunes para tratar de ganar el voto crucial de mañana sobre el acuerdo de salida de la UE, el Brexit. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, aseguró hoy que la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, no ha conseguido «cambiar nada» del acuerdo.

En la cuarta jornada de debate sobre el pacto de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el líder laborista, Corbyn, restó valor a las «aclaraciones» hechas hoy por los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, respecto al acuerdo, en una carta enviada a Londres. documento. Para el líder izquierdista, la misiva firmada por ambos mandatarios europeos «no da las garantía legales» que la Cámara de los Comunes reclama y se reduce a «calurosas palabras y aspiraciones».

Juncker y Tusk afirmaron que la UE «no desea» que «entre en vigor» la polémica salvaguarda irlandesa, diseñada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas de no concretarse un nuevo acuerdo comercial entre Londres y Bruselas al término del periodo de transición, en diciembre de 2020. Corbyn opinó que esa carta "no significa nada" y que todo sigue igual "desde hace un mes", cuando May retrasó, "de manera vergonzosa", la votación del Brexit.

Según el laborista, May "ha fracasado" y le advirtió de que no hay más "tiempo de juegos" para su "caótico" Gobierno. "Está claro que, si el acuerdo de la primera ministra es rechazado mañana, es hora de elecciones generales, es hora para un nuevo Gobierno", incidió Corbyn.

Una reclamación que ha reiterado en los últimos meses, pero que el Ejecutivo, por el momento, se niega a contemplar y que, a juicio de May, no la plantea el laborismo por "interés nacional", sino por su interés partidista.

La Cámara de los Comunes celebrará mañana la quinta jornada de debate sobre el acuerdo, antes de la votación en la que, previsiblemente, será rechazado por los diputados. De confirmarse ese escenario, May tiene tres días para presentar un plan alternativo para el Brexit.