Las posibilidades de hallar supervivientes se hunden con el buque surcoreano
Un familiar de los desaparecidos llora mientras espera noticias de los equipos de rescate - reuters

Las posibilidades de hallar supervivientes se hunden con el buque surcoreano

El número de fallecidos asciende ya a 32, mientras las familias de los desaparecidos piden que se reflote el ferry

Actualizado:

Las posibilidades de hallar supervivientes se hunden con el buque surcoreano alrededor de 270 personas continuan desaparecidas tras el naufragio del ferry «Sewol» y sus familiares han mostrado su enfado y malestar por las tareas de rescate y han exigido a las autoridades que adopten medidas para poder sacar la embarcación a flote. Un nuevo balance eleva a 32 el número de muertos en el naufragio del ferry en Corea del Sur

Los buzos que participan en la operación de búsqueda y rescate han visto tres cuerpos atrapados en una cabina, pero no han podido rescatarlos porque no han podido romper el cristal para entrar en la estancia.

Poco después, varios familiares han llegado al gimnasio del puerto de Jindo, convertido en el centro de rescate para la operación, para ver el vídeo en el que por primera vez se han mostrado imágenes del casco de la embarcación sumergida. «Por favor, levantad la embarcación para que podamos sacar los cuerpos», ha exclamado una mujer que se ha identificado como la madre de una niña que viajaba en el ferry naufragado. Cientos de personas han permanecido día y noche en el gimnasio para poder conocer las últimas noticias de sus familiares.

Los familiares de los desaparecidos del naufragio han protagonizado escenas de angustia y desconsuelo tras observar cómo se sumergía bajo las aguas el último fragmento del casco que quedaba visible y con él parte de sus esperanzas de que todavía se encuentren supervivientes más de 72 horas después de hundirse el barco. Las pantallas del polideportivo, así como las de prácticamente todos los hogares de un país en vilo desde el accidente del miércoles, mostraron el hundimiento total del transbordador, que se encuentra volcado 180 grados y apoyado sobre el suelo marino a unos 30 metros de profundidad.

«La presidenta Park Geun Hye debería volver aquí de nuevo», ha exclamado, en referencia al mandatario surcoreano que visitó la zona el jueves. Las operaciones de rescate se han complicado debido al fuerte oleaje y por el momento se desconocen los motivos del naufragio, aunque el capitán de la embarcación y dos tripulantes han sido detenidos.

Las autoridades han comenzado a solicitar a los parientes que se sometan a la extracción de muestras de ADN, informó la cadena Arirang TV, para identificar a los fallecidos. La petición ha sentado mal entre algunos de los familiares, que se han negado al considerar que no es de utilidad para salvar a sus seres queridos.

Casi todos ellos aún mantienen esperanzas y, frente a las cámaras de televisión, piden mayores esfuerzos en el rescate al considerar que quizá sus hijos, hermanos o nietos todavía están respirando en una fortuita bolsa de aire formada dentro de la nave. Varios monjes budistas, por su parte, se han congregado para orar por los desaparecidos en el puerto de Jindo, donde está la base de los servicios de rescate.

Mientras, al menos cuatro grúas esperan en los alrededores para recuperar el Sewol con la ayuda de un dique flotante, aunque todavía no han entrado en acción por el miedo a que un movimiento brusco en la nave acabe con las vidas de posibles supervivientes que se hallaran dentro.