Una pasajera del barco surcoreano: «Mamá, esta es mi última oportunidad para decirte que te quiero»
Familiares de los pasajeros esperan noticias - efe

Una pasajera del barco surcoreano: «Mamá, esta es mi última oportunidad para decirte que te quiero»

Al menos nueve personas han fallecido a causa del hundimiento del transbordador «Sewol», que tuvo lugar junto a las costas de Corea del Sur -con 475 personas a bordo-, y otras 179 han sido rescatadas con vida

Actualizado:

Al menos nueve personas han fallecido a causa del hundimiento del transbordador «Sewol», que tuvo lugar junto a las costas de Corea del Sur -con 475 personas a bordo-, y otras 179 han sido rescatadas con vida, según el último balance de las autoridades surcoreana, que han reanudado este jueves las operaciones de búsqueda a gran escala. Entre los pasajeros afectados por esta tragedia se incluyen 375 estudiantes y 14 profesores del Ansan Danwon High School, que iniciaban una excursión de cuatro días a la isla de Jeju, al sur del país.

Según «Los Angeles Times» una de las jóvenes que viajaba en el barco escribió un mensaje de texto en el que decía: «Mamá, esta es mi última oportunidad para decirte que te quiero». A lo que la madre mandó una contestación pero no recibió respuesta alguna.

«Papá, no puedo ir fuera porque el barco se ha escorado demasiado y no puedo ver a nadie en el pasillo», dijo otra de las víctimas, según un canal surcoreano. Otro de los mensajes de una de las chicas a su padre fue el siguiente: «No te preocupes papá, llevo un chaleco salvavidas y estoy con mis amigos. Estoy dentro, todavía en la rampa». A lo que el padre contestó si no podría salir fuera pero ella le dijo: «No, papá, no puedo ir fuera, hay muchos niños en la rampa y está muy escorada», señaló.

A estas alturas crecen los temores de que las restantes 287 personas hayan quedado atrapadas en el interior del barco hundido. Peinar la nave sumergida es la máxima prioridad en la búsqueda, a pesar de que las operaciones de buceo se han visto obstaculizadas por la falta de visibilidad bajo el agua y las fuertes corrientes. Para ello, se han movilizado más de medio millar de efectivos de la Armada y de la Guardia Costera, de acuerdo con la información de la agencia de noticias oficial surcoreana, Yonhap.

«Se han realizado hasta cinco búsquedas submarinas desde la medianoche hasta primera hora de la mañana, pero las fuertes corrientes y el agua turbia suponen grandes obstáculos», ha explicado el ministro de Seguridad y Administración Pública, Kang Byung-kyu, durante una rueda de prensa. «Vamos a hacer el mayor de nuestros esfuerzos», ha prometido.

Hasta la zona del suceso también se han movilizado 169 barcos y 29 aviones. Además, dos grúas de rescate se encuentran en camino para iniciar el próximo viernes --según ha adelantado el ministro-- las tareas necesarias para sacar a flote el barco hundido.

Realizó un giro brusco

Aunque se desconocen los motivos del siniestro, los expertos han señalado que el buque podría haber golpeado una roca bajo el agua. Funcionarios de la Guardia Costera han asegurado que el ferry se desvió con un «giro brusco» de la ruta prevista y están interrogando al capitán del barco y otros miembros de la tripulación para determinar qué salió mal. La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, ha ordenado llevar a cabo «todos los esfuerzos posibles» en la búsqueda y rescate de lo que ha calificado como «una de las peores tragedias» vividas en el país en tiempo de paz.

La primera noticia del accidente se tuvo en torno a las 8.58 horas (hora local, 00.58 hora peninsular española), cuando desde el 'Sewol' se emitió una petición de auxilio. La embarcación se encontraba a unos 20 kilómetros de la isla de Byeongpung cuando comenzó a hundirse. «Hubo un fuerte golpe y después el barco comenzó a escorarse repentinamente», ha relatado un superviviente, de apellido Yoo y 57 años de edad. «Abajo había restaurantes, comercios y salas de entretenimiento y los que estaban allí puede que no hayan podido escapar», ha explicado.

El barco partió el martes del puerto de Incheon y tenía previsto llegar a la isla vacacional de Jeju el miércoles. Los estudiantes participaban en un viaje escolar de cuatro días. Este trayecto era cubierto por el «Sewol» dos veces a la semana. El buque fue construido en Japón en 1994 y tiene 146 metros de eslora, 22 de ancho, pesa 6.325 toneladas y tiene una capacidad máxima para 921 personas, 180 vehículos y 152 contenedores.