Muere Nelson Mandela a los 95 años en su residencia de Sudáfrica
Nelson Mandela - AFP

Muere Nelson Mandela a los 95 años en su residencia de Sudáfrica

«Murió en paz, rodeado de su familia», ha asegurado el presidente Jacob Zuma emocionado en el día en que Sudáfrica «pierde al más grande de sus hijos»

Actualizado:

Muere Nelson Mandela a los 95 años tras un prolongado proceso degenerativo, que le mantuvo hospitalizado desde el pasado mes de junio. «Hemos perdido al más grande de nuestros hijos», confirmó el presidente sudafricano, Jacob Zuma en un mensaje a la nación. Mandela contrajo una infección pulmonar durante los años que estuvo encarcelado en Robben Island, que condicionó su salud durante el resto de su vida.

Jacob Zuma, visiblemente emocionado, recordó anoche ante el pueblo sudafricano a un hombre con una «increíble determinación por vivir». El líder antiapartheid «nos unió a todos y todos juntos le vamos a despedir». «Le amaremos siempre, que su alma descanse en paz, Dios bendiga a África», concluyó.

El presidente sudafricano ordenó también que las banderas ondearan a media asta para rendir homenaje a uno de los grandes iconos del siglo XX. El 10 de diciembre se celebrarán funerales de Estado en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Sudáfrica, con Mandela

Tras conocerse su muerte, centenares de sudafricanos acudieron hasta la residencia de Mandela en Houghton. Cantando el himno sudafricano y canciones tradicionales de la lucha contra el apartheid, ciudadanos de todas las razas mostraron su pesar por la muerte del primer presidente negro del país tras el desmantelamiento del régimen racial del apartheid.

«Es un día de emociones encontradas. Estamos contentos porque ya no va a sufrir más, y tristes por perder a un hombre como él», afirmó Gramble Salmon, un sudafricano blanco que acudió hasta las puertas de la casa del exmandatario.

«Ahora es cuando las sudafricanos debemos estar unidos y continuar su mensaje y su obra», afirmó a ABC la joven sudfricana Deisy Ngonashge. «Para nosotros Mandela es libertad, igualdad, es una leyenda. Es Jesucristo para nosotros»

Toda la familia reunida

«Murió en paz, rodeado de su familia», confirmó en su discurso el presidente Jacob Zuma. Idas y venidas en casa de los Mandela levantaron anoche la señal de alarma en Sudáfrica y en medio mundo. Según informó la agencia France Presse, varios familiares de la familia de Nelson Mandela y otras personas cercanas al exdirigente africano habían reuniendo en su domicilio de Johannesburgo, donde el anciano presidente sudafricano de 95 años de edad se encontraba en cuidados intensivos y en un estado crítico.

La intranquilidad se palpaba en la capital de Sudáfrica, donde algunos hablaban de la llegada de ambulancias y de varios miembros del Gobierno a la residencia familiar.

En concreto, dos hijas pequeñas de Mandela y un hombre cercano a la familia, Bantu Holomisa habían sido vistos entrando en la casa, a la que estaban llegando decenas de coches.

La hija mayor de Mandela se atrevió a decir recientemente que su padre «estaba en su lecho de muerte» a pesar de seguir «tan combativo como siempre».

«Con nosotros siempre»

«Tata (su padre) estará con nosotros siempre, el es muy fuerte, tiene mucho coraje. A pesar de que se encuentra en su lecho de muerte todavía nos da lecciones de paciencia, amor y tolerancia», aseguró en una entrevista en la televisión pública el martes pasado.

«Mi padre está bien. Tiene 95 años y es más frágil que nunca, pero esperamos que de momento se quede con nosotros», declaraba otra de sus hijas.

Madiba «lleva en un estado crítico desde los últimos cinco meses, a pesar de que sigue respondiendo bien a los tratamientos», según aseguró la Presidencia sudafricana en su último comunicado.