Los islamistas llaman a una intifada, tras la muerte de cuarenta de ellos en las protestas
El ejército egipcio disuelve con gas lacrimógeno una manifestación en la puerta del cuartel de la Guardia Republicana - afp
egipto

Los islamistas llaman a una intifada, tras la muerte de cuarenta de ellos en las protestas

Se eleva a 42 el número de muertos, según informa la televisión estatal. Los Hermanos Musulmanes llaman a una «intifada»

Actualizado:

El número de víctimas se eleva a 42, según la televisión estatal egipcia. Los Hermanos Musulmanes acusó a las fuerzas de seguridad de atacar a los manifestantes. El ejército egipcio dijo que «un grupo terrorista» había intentado asaltar el edificio. Un oficial del ejército resultó muerto y 40 heridos, según el ejército. La televisión estatal informó que 322 personas resultaron heridas en lo que describió como un intento de asaltar la sede de la Guardia Republicana.

Según la edición digital del diario estatal 'Al Ahram', las muertes se produjeron después de que el Ejército y la Policía atacaran a un amplio grupo de partidarios del derrocado presidente Mohamed Mursi que participaban en una sentada de protesta frente a los cuarteles de la Guardia Republicana en Ciudad Naser, en El Cairo, durante las oraciones de madrugada

Los Hermanos Musulmanes han llamado a una «intifada» (levantamiento) contra «los que quieren robar su revolución» con los carros de combate, según un comunicado de la rama política de la organización tras los enfrentamientos de esta pasada madrugada. «El Partido Libertad y Justicia llama al gran pueblo egipcio a levantarse contra los que quieren robar su revolución con los carros de combate y los vehículos acorazados, incluso por encima de los cadáveres del pueblo», se lee en el comunicado, difundido por la cuenta Facebook del partido.

En una rueda de prensa, dos portavoces de la Hermandad enseñaron a la prensa la munición que supuestamente les han entregado soldados y oficiales que se negaron a abrir fuego sobre los manifestantes, y mostraron un vídeo en el que se ve a un presunto francotirador sobre un edificio del cuartel general de la Guardia Republicana.

Por otra parte, fuentes del ejército niegan que disparasen hoy contra fieles al depuesto presidente y aseguran que un grupo armado intentó irrumpir en el edificio de la Guardia Republicana y, al fracasar por la gran presencia de fuerzas de seguridad en su interior, disparó de manera indiscriminada contra los manifestantes para causar el caos y facilitar el asalto.

De acuerdo con la fuente, que pidió el anonimato, un oficial de la policía murió por disparos y cuarenta policías resultaron heridos de distinta consideración.

Condena al ataque

El partido salafista Al Nur decidió hoy retirarse de «todas las vías de negociaciones» con el Estado egipcio tras los enfrentamientos de hoy entre las fuerzas de seguridad y manifestantes frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo. Un portavoz de Al Nur, Nader Bakar, anunció esta decisión en su cuenta de Twitter y explicó que la medida es su «primera reacción a la masacre».

«No vamos a estar callados ante la masacre de la Guardia Republicana. Queríamos la detención de la sangre y ahora se derrama como los ríos», dijo el portavoz salafista.

También el Frente de Salvación Nacional (FSN), principal alianza no islamista del país, condenó hoy los «sangrientos sucesos» y reclamó una investigación urgente y justa.

Desde aquí puedes ver las imágenes más recientes de los enfrentamientos en Egipto.