La Policía de Boston habría detenido a un saudí como sospechoso de las explosiones en el maratón
Fotografía cedida por el periódico The Boston Herald donde se ve una vista general del área de una explosión - efe

La Policía de Boston habría detenido a un saudí como sospechoso de las explosiones en el maratón

Un extranjero de 20 años estaría bajo custodia en un hospital debido a las quemaduras sufridas en el ataque

Actualizado:

Un ciudadano saudí de 20 años habría sido detenido y está bajo custodia en un hospital de la capital de Massachusetts tras las explosiones que dejaron ayer tres muertos y más de un centenar de heridos en el maratón de Boston, según informa The New York Post, que no aclara si el sospechoso resultó herido en el ataque o durante su arresto.

Fox News informó de que el sospechoso sufrió quemaduras graves. El hombre fue capturado en menos de dos horas después de las explosiones en la línea de meta de la carrera, según dichas fuentes.

El corresponsal de CBS John Miller señala que un testigo vio a una persona en actitud sospechosa en el momento de las explosiones. «Lo vieron huyendo del dispositivo», dijo Miller. «En ese momento, cualquiera estaría huyendo, pero esta persona lo había notado antes.», añade. El individuo sufre quemaduras porque se encontraba muy cerca de la explosión, pero no tanto como para que sus lesiones fueran tan graves como las de otros.

La Policía de Boston tiene en su poder imágenes captadas por cámaras de videovigilancia de alguien llevando varias mochilas al lugar de la explosión, según CBS News.

Obama: «Iremos hasta el final»

El presidente estadounidense, Barack Obama, en un mensaje ayer desde la Casa Blanca prometió que «todo el peso de la justicia» caerá sobre los responsables, pero admitió que el Gobierno no sabía quién había sido ni por qué había ocurrido. «Todavía no sabemos quién lo hizo ni por qué. Y la gente no debería extraer conclusiones hasta que no tengamos todos los hechos. Pero que nadie se equivoque», advirtió Obama.

«Iremos hasta el final. Averiguaremos quién lo ha hecho y por qué lo ha hecho. Todo el peso de la ley caerá sobre cualquier individuo o grupo responsable de esto», aseguró.

Según las primeras averiguaciones, las bombas utilizadas fueron pequeños artefactos, pero mientras no se determine el tipo de explosivo utilizado no se dilucidará si el ataque fue obra de algún individuo o grupo autóctono o de una organización extranjera.

En sus primeras comparecencias ante los medios, la policía de Boston indicó que no se habían recibido amenazas ni advertencias previas a las mortíferas explosiones, informa Efe.

Grupos «patrióticos» violentos

Según recordaba ayer el diario The Washington Post, la perspectiva de una legislación federal sobre las armas de fuego ha exacerbado la actividad de los grupos «patrióticos» más violentos, de acuerdo con un reciente informe del Southern Poverty Law Center, un centro especializado en el seguimiento de estos grupos.

De acuerdo con esta organización, los grupos patrióticos han alcanzado niveles récord en 2012 y han experimentado un crecimiento del 813 % en los últimos cuatro años.

EE.UU. no había visto escenas como las de Boston, cuerpos ensangrentados, miembros desgarrados y expresiones de aturdimiento y dolor, desde los atentados perpetrados por Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington. Pero el origen de las bombas de Boston podría estar mucho más cerca.

En una carta dirigida al Secretario de Justicia, Eric Holder, el mes pasado, el Southern Poverty Law Center alertaba de que, como en el período anterior al atentado de Oklahoma, se asiste a una multiplicación de las amenazas por parte de estos grupos que temen que el Gobierno acabe arrebatándoles sus armas.