EFE

Qué hace que algunas personas tengan más suerte que otras

Si alguna vez te has hecho esa pregunta, es bueno que sigas leyendo: ser afortunado se crea

Actualizado:

«La gente crea su propia buena y mala suerte», asegura el psicólogo Richard Wiseman. Este experto ha estudiado el papel de la suerte y el impacto que tiene en la vida de las personas. Básicamente, analiza lo que diferencia a las personas que se consideran afortunadas o desafortunadas, según publica BBC Mundo.

Como conclusión: la suerte no es el resultado del azar; se trata de cómo pensamos y nos comportamos. Pero, ¿qué es lo que están haciendo bien las personas afortunadas?

1. Aprovechar las oportunidades

Los que tienen suerte se detectan fácilmente. Son aquellos que aprovechan las oportunidades en el momento adecuado; si tienen un nuevo camino, lo transitan sin dudar. En el lado opuesto, «viven fijados en una rutina», asegura Wiseman.

2. Seguir nuestro instinto

Aprovechar las nuevas oportunidades es sinónimo de seguir los instintos. Y, en eso, la gente afortunada no tiene miedo. Por el contrario, los «desafortunados» son analíticos por naturaleza y tienden a pensar demasiado. Según el psicólogo, «tardan mucho tiempo en decidir las cosas y, a menudo, su forma de pensar no es muy útil».

3. Confiar en que todo saldrá bien

Al ser tan optimistas, consiguen lograr el éxito en los proyectos que emprenden. No siempre sale bien, pero la actitud positiva les ayudará a salir adelante en momentos malos o difíciles. En los que tienen mala suerte, su naturaleza pesimista los domina, «siempre están apagados», afirma Wiseman.

4. Mantenerse positivo

Es la clave. Aunque haya una época mala, las personas con suerte consiguen recuperarse y aprender de esas experiencias para seguir adelante. Es lo que hace que la mala suerte se transforme en buena.

¿Quieres tener suerte?

Hay esperanza. El psicólogo Richard Wiseman asegura que, adoptando algunas técnicas, se puede ayudar a cualquier persona a pensar y comportarse como «alguien con suerte». «Hay que apuntar lo más positivo y afortunado que sucede en el día a día, sin importar lo trivial que sea», afirma.

La suerte no tiene que llegar de inmediato. «Después de una semana, más o menos, comienza a tener un impacto real en la gente», concluye.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia