El atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural, así podrás salvar una vida

La coordinadora de Urgencias de Pediatría del Hospital Gregorio Marañón considera imprescidible una formación institucionalizada sobre primeros auxilios en los centros escolares

Actualizado:

Atragantarse es para muchas personas un hecho más o menos cotidiano ante el que basta con toser para recuperar el ritmo de respiración adecuado del organismo. Pero, desgraciadamente, en algunos casos la tos no es suficiente y lo que en un principio parece un accidente menor acaba por obstruir las vías respiratorias provocando la muerte.

Los datos son contundentes: la asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España, por delante de los accidentes de tráfico.

La mayor parte de estos episodios fatales se dan en los niños menores de tres años y también en edad escolar, a partir de cuatro años, tal y como asegura Paula Vázquez, coordinadora de Urgencias Pediátricas del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. «Los frutos secos, las salchichas y las uvas son alimentos especialmente peligrosos. Por ello es conveniente que no tomen frutos secos hasta cumplidos los cinco años. Las salchichas y uvas deben darse también con sumo cuidado y cortándolas en trozos muy pequeños porque de lo contrario se corre el riesgo de que puedan taponar las vías respiratorias», asegura.

«Hay que estar muy atentos en las fiestas de cumpleaños donde hay caramelos, frutos secos, palomitas y globos»

También alerta sobre los juguetes de pequeño tamaño o desmontables que pueden introducirse en la boca provocando un accidente mortal. «La prevención es fundamental —advierte— y, por ello, recomienda tener al niño siempre bajo vigilancia de un adulto. También hay que evitar que juegue o salte mientras come, que lo haga en posición tumbada y, sobre todo, estar muy atentos en las fiestas de cumpleaños donde hay caramelos, frutos secos, palomitas y globos». Explica que los globos son muy peligrosos porque, aunque sea solo un pequeño trozo, cuando un niño lo aspira puede producir un efecto vacío en la glotis, lo que resulta fatal.

Esta experta echa de menos que en los centros escolares no exista una asignatura que aborde precisamente los primeros auxilios y cómo actuar en casos de atragantamiento, «puesto que es de vital importancia saber lo que hay que hacer ante un caso así, en el que los minutos son esenciales para mantener a una persona con vida, pero también lo que no hay que hacer, puesto que, en ocasiones, se comenten errores básicos». Se refiere, entre otros errores, al de meter los dedos en la boca de la víctima con la intención de sacar el cuerpo extraño, lo que puede favorecer que quede más encajonado imposibilitando una mínima entrada de aire a los pulmones».

Insiste Paula Vázquez en la necesidad de institucionalizar programas con una formación obligatoria sobre este asunto en centros escolares, comedores, residencias de mayores... «Del mismo modo que se hacen campañas de seguridad vial, debería concienciarse sobre cómo prevenir y actuar ante un caso de atragantamiento. De ello depende nuestra propia vida y la de las personas de nuestro alrededor».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia