Violeta Mangriñán
Violeta Mangriñán - Instagarm

Sábado DeluxeEl drama familiar de Violeta Mangriñán a su vuelta de «Supervivientes»

La ex concursante se ha sentado en el plató de «Sábado Deluxe» para enfrentarse a todas las polémicas tras su vuelta de Honduras

MadridActualizado:

Violeta Mangriñán se ha sentado een el plató de «Sábado Deluxe» para enfrentarse a todas las polémicas que giran en torno ella tras su paso por Honduras. Entre ellas, el drama familiar con su padre, el futuro de su relación con Fabio Colloricchio o el fuerte carácter que ha mostrado dentro de la isla, el cual muchas veces le ha hecho perder completamente los nervios.

Si por algo es conocida la ex tronista de «Mujeres y Hombres y Viceversa» es por su fuerte carácter y por sus constantes peleas dentro de la isla, algo con lo que se reconoce «totalmente». Aún así, se arrepiente de haber perdido las formas en muchas ocasiones: «Me sabe mal por mi madre y por mi hermana». Del mismo modo, ha reconocido que sus padres siempre le han dado una «excelente educación» a pesar de que también tenga «una cara verdulera y rabalera» como todo el mundo.

Durante la noche hubo tiempo para todo, incluso para que Jorge Javier Vázquez abandonará el plató en medio de la entrevista porque tenía que «coger un vuelo a un destino muy lejano». En su lugar, se posicionó María Patiño quien protagonizó un cara a cara con la entrevistada. «Violeta está bastante desubicada», dijo la presentadora hace unos días, quien también ha sido muy crítica con la joven por el hecho de haberle echado en cara a su ex, Julen, que haya sacado rentabilidad económica de su relación.

Ver esta publicación en Instagram

La autenticidad es la materia prima de la que está hecho el largo plazo. Si quieres que algo dure, hazlo auténtico. #violeta @hawkersco

Una publicación compartida de Violeta Mangriñan (@violeta_mangrinyan) el

Patiño ha querido justificar -en parte- las malas formas y determinados comportamientos de Violeta con los graves problemas familiares que ha tenido que afrontar como, por ejemplo, el traumático divorcio de sus padres o la denuncia que interpuso a su padre con tan solo 20 años. «Ni me arrepiento ni reniego de ello porque al final esas cosas son las que te forjan como persona», ha dicho la joven, de 25 años, quien asegura que tuvo que madurar de golpe siendo muy joven.

A día de hoy, padre e hija guardan una estrecha relación que podría haberse visto afectada tras la entrevista que la exsuperviviente concedió a la publicación «Lecturas» la semana pasada. A pesar de asegurar haber sido «muy generosa» con su padre, confiesa que este le ha reprochado las declaraciones que hizo a la revista y que lleva días sin hablarle. «Dice que no me perdona lo que he hecho y que espera que algún día me arrepienta», ha dicho Violeta sobre su padre, tras romperse a llorar.

Respecto a la denuncia que interpuso a su padre hace cinco años, Violeta ha manifestado que nunca va a contar por qué lo hizo debido a que «es algo muy duro de recordar». La joven ha querido así en todo momento proteger a su padre, a quien a pesar de todo lo que le ha hecho sufrir desde pequeña, asegura haber perdonado porque «es una persona increíble».