Terelu Campos
Terelu Campos - GTRES

Primeras imágenes de Terelu Campos tras la doble mastectomía

Con rostro serio y gafas de sol, la colaboradora de televisión llegaba al centro hospitalario para hacerse una revisión después de la operación

MadridActualizado:

No están siendo unos meses fáciles para las Campos. La salud de Terelu en los últimos meses ha sido una fuente de disgustos para todo el clan. Hace tan solo dos semanas, que la colaboradora de «Sálvame» se sometió a una doble mastectomía en la Fundación Jiménez Díaz.

Desde entonces, la hija mayor de María Teresa Campos ha estado reposando en casa y cogiendo las fuerzas necesarias para volver al trabajo. Acompañada en todo momento por sus familiares, que no han hecho otra cosa más que apoyarla en estos momentos, Terelu Campos ha estado refugiada en su hogar.

Sin embargo este lunes, la televisiva salía del hogar, acompañada por su madre, para acudir al centro hospitalario a hacerse unas pruebas. Con rostro serio, Terelu Campos llegaba a la clínica, sin dar muchas delcaraciones. Se nota que están siendo momentos muy difíciles para la colaboradora de Telecinco.

Una cara que contrastaba con la de su madre, que intentaba mostrar la mejor de sus sonrisas ante los periodistas congregados a las puertas, intentando hacer ver que todo está bien y que son muy fuertes. Tras una hora dentro del centro hospitalario, ambas salieron por separado.

Terelu Campos y María Teresa, a la salida del hospital este lunes
Terelu Campos y María Teresa, a la salida del hospital este lunes - GTRES

«El miedo más horrible del mundo»

Terelu Campos no ha tardado mucho en conceder su primera entrevista para contar su dura experiencia y reconocer el largo camino que le queda por recorrer. «He pasado el miedo más horrible del mundo», ha asegurado la televisiva a la revista «Lecturas» esta semana. Horas antes de la operación confesaba que le daba miedo el quirófano: «Son tantas horas de operación... pero para mí era importante que se hiciera todo en la misma intervención. Psicológicamente, yo no podía ponerme las mamas después. Me parecía complicado porque soy una persona pública y el hecho de sentirme muy observada me agobiaba».