La Princesa Michael de Kent con su «moretto» en la solapa
La Princesa Michael de Kent con su «moretto» en la solapa - Gtres
GENTE

La polémica del «moretto», de joya histórica a broche racista

La pieza que lució la Princesa de Kent en una cena a la que también asistió Meghan Markle, y por la que ha sido criticada, es un símbolo veneciano

MadridActualizado:

«El moretto (moro) no es la representación de un esclavo africano, sino de un noble oriental. Me da mucha pena que se confunda con discriminación y desprecio esta figura basada en el ‘‘Otelo’’ de Shakespeare, que mas tarde recreó Verdi en su ópera y que tiene detrás una historia fantástica, ajena al tono peyorativo con que se habla de ella estos últimos días».

Quien así se explica es Alberto Nardi, perteneciente a la tercera generación de la familia propietaria de la joyería Nardi, situada en la veneciana Plaza de San Marcos desde 1930. La polémica abierta en algunos medios estadounidenses viene a propósito del broche que lució la Princesa Michael de Kent (un moretto) durante el almuerzo ofrecido por Isabel II en Buckingham Palace, el 20 de diciembre, y que se calificó como un gesto de racismo contra Meghan Markle, la actriz afroamericana que en 2018 se casará con el Príncipe Enrique de Inglaterra.

El joyero Alberto Nardi, en su tienda de Venecia
El joyero Alberto Nardi, en su tienda de Venecia-ABC

El prestigioso joyero veneciano, cuya firma es autora de esta pieza y otras similares realizadas por encargo, explica a ABC su postura ante un episodio por el que la Princesa de Kent ya se ha disculpado con «gran pena y angustia». «La tradición habla de una figura veneciana –explica– y cualquiera que conozca Venecia sabrá que hemos convivido durante siglos con turcos y orientales de diversa procedencia. Que nos hemos mezclado, que nuestras tradiciones, arquitectura, arte, telas, joyas y muebles tienen mucho de oriental. Me parece increíble que se tache de racista esta joya. Lo que pasa es que la gente no conoce su historia y lo que parece normal en Venecia, probablemente no lo sea ni en Inglaterra ni en EE.UU. debido a su pasado esclavista. Aquí, por suerte, no lo tenemos». El morettoevoca a los piratas sarracenos y los marineros que lucían un pendiente con la figura de un moro, que en ocasiones les permitía pagar su regreso en caso de naufragio.

Gracia de Mónaco con un impresionante «moretto»
Gracia de Mónaco con un impresionante «moretto»-Nardi

Giullio Nardi, abuelo de Alberto y oriundo de Florencia, fue quien se estableció en Venecia en los años 30, donde fundó el establecimiento. Los morettino fueron una invención suya, pero sí los más conocidos. Empezó haciendo uno para su mujer, en sustitución al habitual anillo de compromiso, y tras la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un icono del lujo veneciano, siendo solicitado por grandes damas, artistas, reinas y princesas, como Diana Vreeland, Gracia de Mónaco, la Reina Paola de los Belgas –un encargo del Rey Alberto II con motivo de su compromiso matrimonial– Liz Taylor, Marilyn Monroe, Ira de Furstenberg, Ingrid Bergman, la Reina Doña Sofía o la Infanta Doña Elena, que los suele llevar en pareja. Otras españolas que han lucido un moretto son Nieves Álvarez, María León, Esther Koplowitz, Carmen Lomana o Myriam Lapique o Esperanza Aguirre.

La Infanta Doña Elena gusta de llevarlos en pareja
La Infanta Doña Elena gusta de llevarlos en pareja-EFE

Una obra de arte

El de la Princesa de Kent, como tantos otros, es de oro de 18 kilates, esmalte y una combinación de piedras preciosas en el turbante, pecho y pendientes. Aunque varían en función de los materiales empleados y el tamaño de la pieza, los precios parten de 2.500 euros y pueden alcanzar cifras astronómicas. «Se necesitan más de 20 días para realizar este broche a mano –cuenta Alberto Nardi–. Lleva una combinación de gemas como diamantes, lapislázuli o rubíes. Es una obra de arte. Para mí es tan importante, que este año hemos tenido una gran feria del lujo en Venecia, con más de 100 expositores, y hemos presentado una buena colección de ellos. Todos los comentarios han sido positivos, nadie ha acusado de racista a nadie».

«Moretto» de la casa veneciana Nardi
«Moretto» de la casa veneciana Nardi