Sarah Ferguson junto a Eugenia de York junto a su prometido
Sarah Ferguson junto a Eugenia de York junto a su prometido - EFE

La boda de Eugenia de York no entusiasma a los británicos

El bajo perfil de la Princesa, sin agenda oficial, resta tirón a su enlace con el empresario Jack Brooksbank

Corresponsal en LondresActualizado:

No será tan importante como la de los Duques de Sussex, pero la Familia Real británica celebra -a partir de las once, hora local- la que será la segunda gran boda real del año en Reino Unido. Todo está a punto para el enlace de la Princesa Eugenia de York, de 28 años y novena en la línea de sucesión al Trono, con Jack Brooksbank, de 32 años, vendedor de vinos y representante en Europa de la marca de tequila que fundó George Clooney.

El escenario elegido para el enlace de la hija del Príncipe Andrés y Sarah Ferguson es el mismo que el de su primo favorito, el Príncipe Harry, con Meghan Markle: la capilla de San Jorge en el imponente Castillo de Windsor. Allí, se darán cita 1.200 invitados, algunos de ellos representantes de organizaciones benéficas con las que la pareja colabora o niños de las escuelas locales en las que estudió la novia. Estos se quedarán en los exteriores y jardines del castillo y quienes asistirán al interior del templo serán parientes y amigos, entre los que se encuentran, por supuesto, la Familia Real casi al completo -faltará la duquesa de Cornualles, debido a un compromiso- y celebrities como los Beckham o el cantante Robbie Williams, cuya hija formará parte de la corte de honor de la novia.

Como sucedió en la boda de los Duques de Cambridge, será la hermana de la novia, Beatriz, quien ejerza de dama de honor y lleve la cola del vestido, como hizo en su día Pippa Middleton. La Princesa Eugenia llegará al altar del brazo de su padre, el Príncipe Andrés. Y aunque los integrantes de la corte de niños no se han hecho públicos, se espera que entre ellos figuren los dos hijos mayores de los Cambridge, el Príncipe Jorge y la Princesa Carlota.

La ceremonia religiosa correrá a cargo del arcipreste de Windsor, David Conner, y del arzobispo de York, John Sentuna. La música será, sin embargo, muy diferente a la que acompañó el enlace de los Duques de Sussex, ya que Eugenia y Jack han elegido al cantante italiano Andrea Bocelli.

Fiesta campestre

A partir de ahí, y tras una hora de servicio religioso, los ya marido y mujer recorrerán las calles de Windsor en una carroza, para después asistir a la comida que ofrecerá la Reina Isabel II. Tras este convite, habrá cena y baile para los más íntimos en la residencia del Príncipe Andrés, Royal Lodge. Y el sábado continuarán las celebraciones con una fiesta campestre.

Aunque una boda real en Reino Unido siempre es un gran evento social seguido con lupa, parece que esta ceremonia no ha levantado tanta expectación mediática como se presuponía por el bajo perfil de Eugenia de York. De hecho, ni la BBC ni Sky News se interesaron por emitirla y, finalmente, tuvo que salir al rescate ITV, la única cadena de televisión que retransmite el enlace.