Angelina Jolie y Brad Pitt, en 2013, junto a sus hijos
Angelina Jolie y Brad Pitt, en 2013, junto a sus hijos

Angelina Jolie y Brad Pitt ya han llegado a un acuerdo sobre la custodia de sus seis hijos

Ahora la expareja de actores tendrá que afrontar la segunda parte del divorcio: la financiera. Se estima que hay más de 450 millones de euros en juego entre propiedades y dinero en cuentas comunes

MADRIDActualizado:

En septiembre de 2016 saltaba la bomba informativa: Angelina Jolie y Brad Pitt se divorciaban tras dos años de matrimonio y doce de convivencia. Una de las parejas más admiradas, solidas y queridas del starsystem internacional ponía fin a su relación. Las informaciones llegaban a cuenta gotas, pero lo más importante, además del morbo por saber qué había ocurrido entre ellos, era saber qué pasaría con sus seis hijos: Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox. Ahora, dos años y dos meses después, la expareja de actores han llegado a un acuerdo sobre la custodia de los niños.

Ha sido la abogada de Jolie, Samantha Bley, quien ha hecho oficial el acuerdo a través de un comunicado, que se ha difundido a través del programa de televisión «Enternainment Tonight». El acuerdo ha sido firmado por los actores y también por el juez. Al haber negociado de forma privada, la expareja ha conseguido evitar los tribunales, algo que ambos querían por el bien de sus hijos. «El acuerdo, que se basa en las recomendaciones del evaluador de custodia de menores, elimina la necesidad de un juicio», ha declarado Bley. La abogada no ha querido dar detalles sobre la guarda y custodia de los críos «para proteger los mejores intereses de los niños».

Según una fuente cercana a la familia a la que ha tenido acceso la revista «People» el escrito que han firmado las dos estrellas de Hollywood no es un acuerdo permanente ni definitivo, se irá revisando con el objetivo de que «las cosas sigan avanzando en la dirección correcta». De esta forma, Pitt y Jolie han llegado a un acuerdo antes del 4 de diciembre, fecha límite que el juez (el mismo que les casó) les había marcado. Si no conseguían cerrar la negociación antes de esta fecha, ellos y sus hijos tendrían que haber acudido al juzgado, donde se habría iniciado un procedimiento para llegar a un acuerdo. Una situación desagradables para Jolie, Pitt, los hijos e, incluso, para el propio juez, quien rubricó su «sí, quiero» hace cuatro años.

Según «Entertainment Tonight», Jolie está «contenta de haber cerrado esta etapa y aliviada por cómo ha transcurrido todo el proceso de cara a la salud de su familia». Una vez concluidas las negociaciones sobre la custodia de sus hijos, Pitt y Jolie tienen que afrontar la segunda parte del divorcio: la financiera. Tendrán que decidir qué hacen con los 450 millones de euros que se estima que tienen en propiedades y dinero en a nombre de los dos.