Marifé de Triana, Marujita Díaz y Sara Montiel
Marifé de Triana, Marujita Díaz y Sara Montiel - abc/AFP
marujita díaz

La última de las folclóricas

Junto a Sara Montiel, Marife de Triana o Carmen Sevilla fue una de las glorias del cine español de las décadas 50 y 60

Actualizado:

Con el fallecimiento de Marujita Díaz a los 84 años de edad, se va la última de las folclóricas. De aquel grupo de mujeres formado por Marifé de Triana, Sara Montiel o Carmen Sevilla (la última vive con un alzheimer en estado avanzado) que revivieron la copla y triunfaron en el cine durante los años 50 y 60, en plena dictadura franquista.

Nacida en Sevilla en 1932 en el barrio de Triana como María del Dulce Nombre Díaz Ruiz, Marujita debutó en 1948 con la película «La cigarra», y entre sus títulos más recordados se encuentran «Una cubana en España» o «Canciones de nuestra vida». La actriz y cantante era una mujer de carácter que estuvo casada dos veces, primero con Espartaco Santoni entre 1958 y 1961 y más tarde con Antonio Gades, un matrimonio de apenas un año que feu declarado nulo. En 1999, sorprendió con su noviazgo con Dinio, un joven cubano con quien rompió en 2002.

De ese barrio hispalense tomó su apodo Marifé de Triana, que si bien nació en un pueblo sevillano con el nombre de María Felisa Martínez López vivió su infancia en la capital. Nacida en 1936, la tonadillera falleció en febrero de 2013 en Benalmádena, a causa de una enfermedad que arrastraba desde hacía tiempo. La intérprete de «María de la O» fue bautizada como «la actriz de la canción» porque no podía evitar interpretar todos los temas que entonaba

Apenas dos meses más tarde, el 8 de abril, nos dejaba Sara Montiel, la primera española en conquistar Hollywood y gran amiga de Marujita Díaz. Originaria de Campo de Criptana, una pequeña localidad de Ciudad Real, María Antonia Abad Fernández protagonizó películas como «El último cuplé» y puso voz a canciones tan populares como «Fumando espero» o «La violetera». La intérprete trabajó con artistas como Gary Cooper o Burt Lancaster (con quienes participó en «Veracruz»), así como Joan Fontaine, Vincent Price o Charles Bronson.

Gracias a su carácter y a su increíble belleza, «Saritísma» conquistó a muchos hombres. En 1957 se casó con el director estadounidense Anthoy Mann, en 1964 con el productor José Vicente Ramírez Olalla y en 1979 con el industrial mallorquín Pepe Tous. Con este último, que falleció en 1992, adoptó dos hijos: Thais y Zeus. Un año después de la muerte de su tercer esposo, contrajo matrimonio con Tony Hernández, del que se separó en 2003. Pero además, a Sara Montiel se le adjunquiron amores «inconfesables» como el premio Nobel de Medicina Serevo Ochoa, el dramaturgo Miguel Mihura o incluso el director Ernest Hemingway.

De este grupo de mujeres, que triunfaron en una época difícil para su género, solo vive Carmen Sevilla, aunque perdida en el laberinto de la memoria. Nacida como María del Carmen García Galisteo en Sevilla en 1930, la actriz sufre un avanzado alzheimer que no le permite ya ni reconocer a su hijo, Augusto José Algueró Jr. A sus 84 años, Carmen Sevilla, apodada «la novia de España», no recuerda que triunfó en el cine con su alegría, sus bailes y aquel afamado «Cariño Trianero» de la película «Camino del Rocío».