Vías de la estación de Chamartín, donde se desarrollará el proyecto - MAYA BALANYÁ

Madrid Nuevo Norte: las cifras del proyecto «más importante de Europa»

La nueva operación Chamartín contará con más de 10.000 viviendas, de las cuales 4.000 serán públicas

La estación de Chamartín, eje del proyecto, tendrá diez vías, con 18 dedicadas exclusivamente a alta velocidad

MadridActualizado:

La nueva operación Chamartín, rebautizada como Madrid Nuevo Norte, se presentó ayer como el proyecto «más importante de Europa», según el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. El plan se sustenta en tres pilares: la construcción de cerca de 11.000 viviendas, de las cuales más de 4.000 serán de protección oficial; una superficie edificable de 2.830.000 metros cuadrados; y una reforma integral de la estación de Chamartín, que será el eje vertebrador de la actuación. Los trámites, como informó ABC, estarán listos en el último trimestre de 2018 y las obras, que comenzarán con el intercambiador de trenes, arrancarán en 2019.

El proyecto, adelantado anteayer, fue presentado por De la Serna junto a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena; el presidente de la promotora Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar, y representantes de las tres entidades. Todo eran felicitaciones. «No hay problema que no pueda resolverse por medio de la negociación», destacó Carmena en alusión a los meses de reuniones; Béjar, en cambio, señaló la «buena voluntad y el esfuerzo» para construir un «referente internacional».

Nuevo Norte distingue hasta cinco ámbitos de actuación: la estación de Chamartín, la zona financiera y Fuencarral-Malmea; Fuencarral-Tres Olivos y Fuencarral-Las Tablas.

Como se avanzó en la primera toma de contacto, la reforma de la estación de Chamartín es prioritaria y busca convertirla en la más moderna de España. Las obras, según explicó Julio Cintora, subdirector de Urbanismo de Adif, se harán de forma escalonada para «no afectar a la actividad», acorde a las «necesidades ferroviarias y de integración». La estación, original de 1967 y sin reformas desde 2003, contará con 31 vías, diez más que ahora; 13 de Cercanías y 18 de alta velocidad, el triple que en la actualidad. El ámbito de actuación de Chamartín abarca 150.000 metros cuadrados, de los cuales dos tercios serán de uso ferroviario. Las vías, no obstante, no se soterrarán al disminuir la edificabilidad.

Usos mixtos para la «city»

La transformación de la estación, precisamente, justificará el segundo elemento más significativo: el distrito de negocios que se levantará en el entorno. Todos los implicados comparten la consideración de que Madrid necesita concentrar su oferta de oficinas en una única zona, «reconocible y compacta», para atraer la inversión extranjera y posicionarse como una alternativa efectiva al Brexit. La construcción de la «city», apuntaron desde DCN, será equilibrada en términos medioambientales, sociales y económicos.

Esta suerte de ciudad de negocios, que ocupará una superficie de un millón y medio de metros cuadrados, era el último obstáculo de la negociación. Finalmente, se ha decidido que los usos sean mixtos para que, una vez acabada la jornada laboral, la zona «no muera». Así, el millón y medio de metros cuadrados se divide en 1.200.000 para oficinas y 300.000 de uso residencial; estará dotado, aparte de las oficinas, con áreas deportivas, restaurantes y viviendas. La «city» se ubicará al sur de la M-30 y sus primeros inquilinos serán la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Adif y Renfe.

La superficie edificable del área de negocios comprende buena parte de los 2.830.000 metros cuadrados totales de Nuevo Norte, un 20,5 por ciento menos de la propuesta inicial de DCN, que planteaba más de 3 millones. La zona residencial, que se situará al norte de la vía de circunvalación, supone poco más de un millón de metros y albergará entre 10.000 y 11.000 viviendas, un 39 por ciento menos que en el plan anterior, que proyectaba la edificación de más de 17.000 pisos.

4.100 viviendas públicas

La construcción de viviendas también alberga un cambio sustancial respecto al original: el aumento de las VPO. De las cerca de 11.000 unidades, 2.200 serán protegidas, más otras 1.900 calificadas como libres. En total, los 4.100 pisos aumentan en más del 30 por ciento la vivienda pública.

El acuerdo, que se apoya en 19 puntos, remite a 18 de carácter técnico y a otro añadido, que establece el compromiso por parte de DCN, el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid de retirar los procesos judiciales abiertos contra el Ayuntamiento por tumbar el plan de Castellana Norte, con el apoyo del PSOE, en mayo de 2016. Además, las cargas económicas se distribuye en función de los propietarios, si bien DCN asumirá los costes de la reforma del Metro y del Canal de Isabel II.