Pintada amenazante contra la comunidad LGTB
Pintada amenazante contra la comunidad LGTB - Efe

Hombre de entre 20 y 29 años: la víctima predilecta de los agresores homófobos

La región registró 345 incidentes de odio por LGTBfobia, la mayoría de ellos registrados en el centro de la capital por la noche

MadridActualizado:

En 2018 se registraron 345 incidentes de odio hacia el colectivo LGTB en la Comunidad de Madrid, frente a los 321 que hubo en 2017, lo que supone un aumento del 7,5 por ciento, según el informe del Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. El mayor número de ataques se dirigió contra los jóvenes de 20 a 29 años (102), seguidos de la franja de 30 a 39 años (61), los menores (16) y los jóvenes de 18 a 19 años (14). Respecto a los agresores: un 88 % fueron hombres y un 12 %, mujeres.

Un año más, según el informe de la asociación Arcópoli, predominaron las agresiones verbales (94 casos), con expresiones como «maricones», «mariconazo», «marimacho», «julandrón», «degenerado», «escorias», «machorras» o «basura humana». También hubo 51 hostigamientos con frases como «a nadie le importaría que te suicidases», «qué pena que no te murieses», «está de moda ser marica, me das asco» o «maricón, vete a vivir a Chueca».

El tercer tipo de incidente más frecuente estuvo relacionado con el discurso de odio (50 casos), con varios artículos en diarios generalistas, con expresiones ofensivas hacia el colectivo, y artículos denunciados y retirados de páginas web. Además, se contabilizaron 40 agresiones físicas, como patadas, puñetazos, empujones, bofetadas o lanzamiento de objetos; 21 casos de amenazas y otros 21 casos de denegación de servicios, en los que se rechazó la entrada a una discoteca, se echó de un hostal o se negó el alquiler a parejas de dos chicos o de dos chicas.

En 2018, hubo 20 casos de discurso fundado en prejuicios y 12 de discriminación o violencia familiar, en los que varios chicos gais y una persona transexual fueron expulsadas de su propia casa cuando contaron a su familia su orientación sexual o identidad de género. Se dieron 10 casos de discriminación laboral, 7 de daños a la propiedad -como pintadas, cristales rotos o lanzamiento de huevos a una ventana con una bandera arcoíris-, 5 de acoso escolar, 3 de supuestas terapias de conversión, 2 de mala praxis policial, 2 de 'outing', 2 de 'sexting', 2 de persecución, 1 de trato degradante, 1 violación correctiva y 1 incidente de acoso vecinal.

La mayoría de las víctimas fueron hombres gais de entre 20 y 29 años, que en un alto porcentaje sufrieron estos ataques por la noche en el centro de Madrid. Los gais sufrieron el mayor número de agresiones (208), seguidos de las lesbianas (22), los heterosexuales (13) -que fueron víctimas por error o por analogía- y los bisexuales (8). Fueron identificadas 317 víctimas -muchas de ellas sufrieron varias agresiones- y 101 incidentes de odio fueron denunciados a la Administración, ante la justicia, la policía o la Fiscalía, lo que representa un 30 por ciento del total.