Entrada a la finca Vista Alegre, en el distrito de Carabanchel
Entrada a la finca Vista Alegre, en el distrito de Carabanchel - JOSÉ RAMÓN LADRA

Cifuentes reserva un millón de euros en 2018 para abrir Vista Alegre

La Comunidad avisa al Ayuntamiento que la zona es «competencia exclusiva» regional

MadridActualizado:

La apertura al público de la Finca Vista Alegre, en Carabanchel, está un poco más cerca. El presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2018 incluye ya una partida de un millón de euros para realizar trabajos en los jardines, con vistas a hacerlos accesibles al público. Una antigua reivindicación de los vecinos de la zona que ha terminado enfrentando a las instituciones madrileñas: el Ayuntamiento presiona para reabrir la finca, y reclama una reunión con la Comunidad para avanzar en este punto, y el Gobierno regional le contesta recordando que la finca es propiedad autonómica y su destino, «competencia exclusiva de la administración regional».

La finca Vista Alegre ocupa 45 hectáreas de terreno en el distrito de Carabanchel. En su interior alberga una cuarentena de edificios, pertenecientes en su mayor parte a la Comunidad de Madrid. Fue en su día una típica finca aristocrática, para disfrute de Higinio Antonio Llorente, médico del rey Carlos IV. En 1831 lo compró la reina María Cristina, y más tarde pasó a ser su dueño el Marqués de Salamanca´. Sus herederos la vendieron al Estado en 1883, y ahí comenzó un lento declive, con algunos de sus edificios funcionando, pero con los jardines cerrados a los vecinos.

Una situación que se quiere revertir. El Gobierno del Ayuntamiento ha puesto mucho interés en ello, y de hecho presiona desde hace meses al de la Comunidad de Madrid para que actúe. La alcaldesa Manuela Carmena visitó el espacio junto a sus concejales José Manuel Calvo (Urbanismo) e Inés Sabanés (Medio Ambiente), y en compañía también de los consejeros regionales de Cifuentes Engracia Hidalgo (Hacienda y Patrimonio) y Carlos Izquierdo (Asuntos Sociales).

Instar una reunión

Esto fue en marzo. Los contactos se mantuvieron y el Ayuntamiento remitió a la Comunidad la documentación relativa a un Plan Especial de Ordenación de este ámbito que permitiera su apertura. Dado que pasaba el tiempo sin tener noticias del Gobierno regional, en el Palacio de Cibeles optaron por escribir una carta a la Comunidad el 6 de noviembre proponiéndole dos posibles fechas en este mismo mes para una reunión en que se abordara esta reapertura. Nueve días después, se filtraba a la prensa que la carta seguía sin respuesta.

«Habiendo transcurrido varios meses desde que os remitimos la documentación del Plan Especial de la Finca Vista Alegre consideramos necesario retomar las reuniones de trabajo para abrir este espacio a los vecinos y vecinas de Carabanchel lo antes posible cumpliendo el compromiso que hemos adquirido, tanto Ayuntamiento como Comunidad», arranca la carta del concejal Calvo, a la que tuvo acceso Ep.

La respuesta regional llegó esa misma jornada en otra misiva, en la que la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, ironiza: «Acuso recibo de su carta, cuyo contenido pude ver ampliamente reproducido en los medios de comunicación al poco de su envío, lo que dice mucho de su intencionalidad y objetivos». Tras esto, el Gobierno regional aclara que la Finca vista Alegre «es propiedad de la Comunidad de Madrid, y por lo tanto la competencia sobre la apertura de los jardines es exclusiva de la Administración Autonómica».

Rechazo al plan especial

Recuerda que el Gobierno regional lleva «años» realizando inversiones en «conservación y mantenimiento de laFinca», y que en el presupuesto de 2018 se contempla una partida de un millón de euros para dar cumplimiento a la prometida apertura de sus jardines «en el transcurso de esta Legislatura».

Respecto al Plan Especial de la Finca remitido por el Ayuntamiento, lo rechaza por ser «exactamente el mismo que ya se presentó en 2008 y que ya fue rechazado» entonces:«Sigue sin respetar los servicios públicos esenciales que se prestan en la finca».