Un ciclista transita por un carril-bici por el barrio de los Austrias
Un ciclista transita por un carril-bici por el barrio de los Austrias - ÁNGEL NAVARRETE

Los ciclistas exigen a Carmena la «paralización preventiva» del plan de carril-bici en Madrid

Denuncian que tres de los nuevos itinerarios generan al menos «34 situaciones de peligro»

MadridActualizado:

Los diseños previstos para los carriles-bici de los Bulevares, Santa Engracia y avenida de Oporto generan, al menos, «34 nuevas situaciones de peligro» para el ciclista, que hasta ahora no existían. Así lo denuncian varias asociaciones de usuarios de bicis tras conocer los planos proyectados por el Ayuntamiento de Madrid. Si las licitaciones de estos nuevos itinerarios siguen adelante, exigirán responsabilidades administrativas y judiciales al concejal del área de Urbanismo, José Manuel Calvo.

«El Ayuntamiento está impulsando diseños obsoletos que ya no se usan en ningún país europeo, que han sido públicamente ridiculizados por promotores holandeses y daneses de visita en España, y que están causando un goteo de víctimas mortales en otras ciudades como Barcelona», advierte un portavoz de Madrid Ciclista, Carlos Enjuto. «Es un retroceso con respecto a todo lo que habíamos avanzado en los últimos tres años», lamenta.

En concreto, se quejan de los carriles-bici bidireccionales; vías ciclistas que continúan en aceras o que abocan a pasos de cebra; itinerarios que ponen a los usuarios en los ángulos muertos de los coches; con anchos «ridículos» que no cumplen los estándares básicos de seguridad, u otros que imposibilitan el giro natural a los ciclistas.

Entre los cambios más «delirantes e incomprensibles» -tal y como lo tilda desde la plataforma En Bici por Madrid- de estos proyectos son los recorridos entre el carril-bus y el tráfico general. Según Iván Villarrubia, portavoz de la citada asociación, esta medida «mutiplicará los conflictos y las dificultades de giro para los automóviles y atraparán al ciclista en el peor punto imaginable de la calle sin ninguna capacidad de maniobrar para evitar encontronazos».

Pese a que el Consistorio anunció que se abriría una fase de participación para diseñar los itinerarios -con un presupuesto de 8 millones de euros-, las asociaciones se quejan de lo contrario. «El Ayuntamiento ha rechazado informar de los detalles y ha optado por seguir una política de hechos consumados: ignora tanto las prevenciones como las numerosas sugerencias constructivas de los usuarios», declara Villarubia.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha anunciado movilizaciones contra la instalación de carriles-bici en las aceras. Una queja a la que se suman los usuarios de bicicletas, ya que su implantación representa un peligro para la seguridad, tanto de los peatones como de los ciclistas.