El último de los detenidos, ayer, sobre estas líneas
Sucesos

Así son los asesinos del indigente del parque de Tierno Galván

El testimonio de los «sin techo» que pernoctan en la zona, clave para los arrestos. Pretendían huir a Rumanía

MadridActualizado:

Un hombre de entre 40 y 45 años perdió ayer la vida a golpes a manos de otros dos compatriotas rumanos, de 22 y 28 años, en el Parque de Enrique Tierno Galván, situado en el distrito de Arganzuela. Al parecer, una pelea entre ese trío de indigentes, por causas que están siendo investigadas, fue del detonante del crimen, precisaron fuentes de la Jefatura Superior.

Se produjo a las cinco de la madrugada, pero no fue descubierto hasta primera hora de la mañana, cuando operarios del servicio de limpieza y conservación del Ayuntamiento de Madrid se disponían a comenzar su jornada. Un cuerpo tendido en el suelo, ensangrentado y con golpes visibles en el rostro llamó su atención. No se movía. Temiéndose lo peor, avisaron a la Policía Nacional y se activó al servicio de Emergencias.

Varias horas muerto

El cadáver estaba en la avenida del Planetario, en una zona de juegos infantiles. Los sanitarios del Samur-Protección Civil nada pudieron hacer por la víctima, indicó una portavoz de Emergencias Madrid. Llevaba varias horas muerta y con evidentes signos de violencia. Presentaba un traumatismo craneoencefálico severo, así como contusiones faciales.

Los agentes de la comisaría pertenecientes al Grupo de Atención al Ciudadano realizaron las primeras pesquisas. Los testimonios de otros «sin techo» que pernoctan y merodean por ese lugar fueron clave para poder identificar a los presuntos autores del homicidio. Ante las sospechas de que intentaran abandonar el país, se hicieron las oportunas gestiones para tratar de impedirlo.

A las 10.30 horas, el más joven era arrestado muy cerca del lugar del crimen: en la Estación Sur situada en Méndez Álvaro, cuando estaba a punto de coger un autobús con destino a su país de origen. A las 14 horas era detenido el segundo acusado del crimen, también en el mismo lugar. Su viaje acabó en los calabozos.