Núñez Feijóo durante la última junta directiva del PPdeG
Núñez Feijóo durante la última junta directiva del PPdeG - Miguel Muñiz

Feijóo pide que Galicia no tenga «un presidente secuestrado por los líos partidistas»

Entiende que solo el PP ofrece un proyecto alejado de la «inestabilidad» que hay en España

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Día de foto de familia en el PPdeG. Los conservadores gallegos convocaron su junta directiva para presentar las listas del 25-S en un lugar fetiche para Alberto Núñez Feijóo, el compostelano Hotel Palacio del Carmen, lugar de anuncios importantes del presidente. El último de ellos, el de su voluntad de presentarse a la reelección.

Bajo un sol de justicia, y con toda la plana mayor del partido enfrente, el líder del PPdeG ofreció una suerte de mitin de precampaña y lanzó varios de los mensajes que, a buen seguro, predominarán en sus discursos en las próximas semanas de contienda. La consigna popular es muy clara, y todo el partido ha asumido que su horizonte es la mayoría absoluta. «Somos los únicos que podemos garantizar que a las pocas horas de que se cierren los colegios tendremos un gobierno que trabajará desde el primer día por Galicia», subrayó Feijóo, que se presentó como el líder del «único proyecto que no contará con un presidente secuestrado por los líos internos de los partidos». Y lo hizo en una semana que todavía será convulsa para los principales rivales. «Cuando hace días dije que nunca sería candidato de un partido dividido no pretendía que nadie se diese por aludido. O quizá sí. Pero lo que pasa es que todos se dieron por aludidos. Por algo será», ironizó el candidato popular.

Por todo ello, el que será cabeza de lista por la provincia de Pontevedra pidió salvaguardar a la Comunidad de la inestabilidad que reina en España, porque «nos jugamos la Galicia que queremos para el 2020».

«Hablan mucho, hacen poco»

Feijóo se mostró satisfecho por el hecho de que «por primera vez podremos hablar en una campaña autonómica de que estamos en una situación de crecimiento y que tenemos un horizonte despejado». Así, también reivindicó que su Gobierno fue «el que mejor lidió con la crisis» y aun habiendo controlado las cuentas consiguió aumentar servicios públicos como las plazas de guardería o centros de día. En contraposición a los que «hablan mucho y hacen poco», el líder popular invitó a los suyos a «no conformarse» con lo hecho durante las dos últimas legislaturas, y emplear las próximas en «explicar lo que nos queda por hacer», fijándose el principal objetivo en consolidar la recuperación autonómica y seguir con la creación de empleo hasta bajar de la barrera del 10%. «Frente a la motivación de los demás, que es derrotar a Feijóo, nuestra única motivación será Galicia», zanjó.