Juan Carlos Quer se levanta en mitad del juicio para dirigirse al Chicle - MIGUEL MUÑIZ | Vídeo: Atlas
TRIBUNALES

El Chicle pide perdón a la familia de Diana Quer: «Si pudiera dar marcha atrás dos años lo haría»

El padre de la madrileña se ha levantado en mitad de la sala para pedir «respeto por su hija, que no puede estar hoy aquí»

SANTIAGOActualizado:

El autor confeso de la muerte de Diana Quer ha aprovechado su último turno de palabra en el juicio por el rapto de Boiro para pedir perdón a la familia de la madrileña. En una inesperada intervención, José Enrique Abuín ha manifestado que «si pudiera dar marcha atrás más de dos años en el tiempo lo haría, pero no puedo» ha indicado en clara referencia a la desaparición y muerte de Diana. A continuación, Abuín ha afirmado que «ojalá algún día se sepa toda la verdad. Siento todo lo ocurrido. Y decirle a la familia de la chica que siento mucho lo ocurrido y que ponga en duda muchas cosas». Llama la atención que en todas las referencias a Diana, el Chicle haya evitado mencionar su nombre, aludiendo a ella como «la chica» o «la chica de Madrid».

Unos segundos antes de que el juez le diese la palabra a Abuín para responder por el delito del que se le acusa, el padre de Diana —presente un día más como público— se ha puesto en pie. Su intención era testimoniar «la presencia de mi hija hoy aquí, porque ella no puede», pero el tribunal se lo ha impedido bajo amenaza reiterada de hacerlo abandonar la sala. Consultado a su salida de los juzgados de qué pretendía con esta intervención, Juan Carlos Quer ha aclarado que «quería testimoniar la presencia de mi hija en la sala porque ella no puede estar y yo soy su padre. Quería testimoniar ese hecho».

Sobre la petición de perdón del Chicle, Quer se ha mostrado incrédulo. «Tiene motivos para no mencionar el nombre de mi hija. No me lo creo. Lo que sé es que este individuo no va a salir en dos años y medio y no va a vender las entrevistas que pretende porque la sociedad española no se lo va a permitir. Lo de que ojalá pudiese dar marcha atrás en el tiempo podría decirlo yo. Él no tiene ni sentimiento ni valores». Acerca del supuesto perdón, ha dicho que «no me merece ninguna opinión porque no lo creo. Tuvo a mi hija 500 días en un pozo y teniéndola dentro de ese pozo, quería meter a una más».

Dos pelos de la chica en el maletero

A la hora de defenderse de la acusación por el suceso de Boiro, Abuín ha arremetido contra la Guardia Civil asegurando que uno de los agentes que testificó en el juicio «mintió». «Dijo que no sabía que me estaban investigando por el caso de la chica de Madrid y eso es mentira porque vino a mi casa para que llevásemos los coches a Santiago para hacer unas comprobaciones, y después no trajo de vuelta y nos llevó al trabajo a mi mujer y a mí». Sobre los hechos que la Fiscalía ha tratado de probar, y que apuntan a que el Chicle introdujo a la joven en el maletero de su coche, Abuín ha indicado que «si llega a meterse en el maletero no sale» en alusión a las dimensiones de éste. Sin embargo, una prueba pericial dejó constancia de que en el maletero del Alfa Romeo del acusado se encontraron dos cabellos de la víctimas, uno de ellos en el mismo borde. También había rastros de su ADN y del de Abuín, lo que prueba que la chica llegó a estar en el interior del vehículo.

La sesión de este miércoles también ha resultado reveladora a la hora de dejar constancia del modus operandi del acusado, en conexión con los otros dos casos por agresión sexual que figuran en su expediente: el caso Diana y la violación de su cuñada. A estos sucesos ha acudido uno de los agentes de la Policía Judicial para afirmar que «los delincuentes reincidentes suelen usar un mismo modus operandi». «Hay unos patrones que se mantiene inalterables y otros que perfeccionan o cambian en función de las circunstancias» ha anotado el efectivo para testimoniar que en el caso del procesado coinciden tres elementos vitales, como son el uso de arma blanca, la utilización del maletero del coche y el modo de captar a sus víctimas, siempre mujeres jóvenes que pasean por la calle «absortas en su móvil».

La vista por el rapto e intento de agresión sexual en Boiro, que permitió la detención de Abuín por el crimen de Diana, ha quedado vista para sentencia. El Chicle se enfrenta a una petición de pena 15 años de prisión. Su periplo judicial tendrá como siguiente parada el juicio por el crimen de Diana Quer, que previsiblemente tendrá lugar en los meses de septiembre u octubre.