Feijóo y Casado, este sábado en Cotobade - ARXINA | Vídeo: EP
INICIO DEL CURSO POLÍTICO EN GALICIA

Casado se entrega a Feijóo y le anima a presentarse por cuarta vez a las autonómicas en Galicia

El presidente nacional del PP reta a los barones socialistas a convocar un Consejo de Política Fiscal y Financiera que desbloquee la deuda de 7.000 millones del Gobierno de Sánchez con las autonomías

COTOBADE (PONTEVEDRA)Actualizado:

El ambiente enrarecido en el que llegaban el PP gallego y la dirección nacional de Génova al acto de inicio de curso político del partido en Galicia, una cita de especial simbolismo para Feijóo y los suyos, ha quedado disipado de golpe cuando, en mitad de una atronadora ovación de militantes y dirigentes, Pablo Casado ha animado abiertamente al presidente de la Xunta a volver a presentarse a las autonómicas del otoño de 2020. Alberto Núñez Feijóo mantiene todavía la incógnita de su futuro, pero este sábado ha recibido el respaldo absoluto de su jefe de filas, que además ha reconocido la entidad e identidad del PP de Galicia. «Querido Alberto te necesitamos, cuando decidas, con quien decidas, esta tierra sigue necesitándote cuando se convoquen las elecciones autonómicas», ha proclamado Casado en el arranque de su intervención.

«Núñez Feijóo es un ejemplo para todo el partido», ha insistido Casado ante un auditorio de un millar de militantes y dirigentes en la Carballeira de San Xusto (Cotobade, Pontevedra), «y el PP gallego aporta mucho al proyecto nacional del partido». Mensaje de unidad cerrada en torno a la figura del barón autonómico, pero también a la forma en que la formación gestiona sus estrategias en la Comunidad, agitada este verano por la estéril polémica de si la fórmula «Galicia Suma» debía implantarse en el territorio.

«Quien quiere al PP tiene que querer a Galicia, quien quiere el mejor futuro para Galicia tiene que quererlo también para el PP de Galicia y por eso quiero estar siempre cerca de vosotros», ha coronado el líder nacional, que ha hecho además suya la reclamación de Núñez Feijóo para que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez transfiera a las autonomías los 7.000 millones de euros que tiene pendientes de las entregas a cuentas y distintas liquidaciones tributarias.

En este sentido, Casado ha retado a los barones socialistas a que se sumen a la reclamación de los presidentes de comunidades del PP para que se convoque de urgencia el Consejo de Política Fiscal y Financiera y se desbloquee la deuda, al tiempo que ha acusado al Gobierno de «manipular» el informe de la Abogacía del Estado para negarse a esta transferencia. «Pedro Sánchez está haciendo chantaje a las Comunidades», ha sentenciado.

El «riesgo cierto es Sánchez»

Pablo Casado ha aprovechado además para responder a Pedro Sánchez, que este sábado reconocía desde Toledo que hay «un riesgo cierto» de que el 10 de noviembre se produzca una repetición eectoral por las dificultades de acuerdo entre PSOE y Podemos para investirlo de nuevo como presidente. Para el lider del PP, el unico «riesgo cierto es Pedro Sánchez, que lleva en campaña desde que es presidente» y «hoy por fin reconoce lo que quiere». «Sánchez es experto en nadar en la incertidumbre», ha lamentado Casado, que ha enumerado las contradicciones de Sánchez en su relación con e resto de partidos.

«Llegó a un acuerdo con el PP para enfrentar el desafío independentista y a las pocas semanas presentó una moción de censura apoyada en una mentira para echar al gobierno de Rajoy; llegó a un acuerdo con Ciudadanos hace años y hoy no es capaz ni de sentarlos en la mesa; y llegó a un acuerdo con Podemos para la moción de censura y hoy no son capaces de salir de una reunión sin insultarse», ha censurado.

El presidente del PP ha descargado toda responsabilidad de formar gobierno que se le quiera imputar a su partido. «Ni siquiera tenemos responsabilidad de formar gobierno, ni nuestra abstención sería suficiente para desbloquear la gobernabilidad de España», ha recordado, «pero si la quisieran, no habrían venido a la sesión de investidura para derogar todo lo que hizo el PP, no habrían dicho que quieren un gobierno de izquierdas ni que buscan otra forma de diálogo con los independentistas, ni se irían a Navarra a pactar con Bildu».

Por último, Pablo Casado ha reconocido que a su formación le podría interesar una nueva convocatoria electoral para mejorar sus resultados, según indican la mayoría de las encuestas, pero no las quieren. «Sería una inmensa irresponsabilidad», ha interpretado, «los españoles están hartos de politica de vuelo raso, de luces cortas, de la politica a garrotazos, y el PP no va a estar ahí». Eso sí, «haya o no» elecciones «el PP está preparado para devolverle a España el futuro que la izquierda le ha vuelto a quitar. Estamos fuertes, unidos para devolver la esperanza a esta nación», ha proclamado.