El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo (i), junto a Marta Ortega, hija de la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez
El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo (i), junto a Marta Ortega, hija de la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez - Efe

Amancio Ortega dona 17 millones contra el cáncer a la sanidad gallega

Mamógrafos y nuevos equipos de radioterapia mejorarán la atención a 220.000 usuarios al año

SantiagoActualizado:

La Fundación Amancio Ortega se hará cargo de la renovación tecnológica de todos los centros de diagnóstico y tratamiento oncológico de la sanidad pública gallega. A través de una donación en equipamientos valorada en 17 millones de euros, la fundación que lleva el nombre del creador de Inditex instalará en 16 centros repartidos por toda la geografía gallega mamógrafos digitales y equipos de radioterapia de última generación con los que serán atendidos más de 220.000 usuarios al cabo del año. Estos equipos, según incidieron fuentes de la fundación, permitirán incrementar de forma sustancial la eficiencia diagnóstica «con una menor exposición de los pacientes». Además, su avanzada tecnología aumentará la eficacia de los tratamientos oncológicos y contribuirá a reducir los tiempos de duración.

Las primeras instalaciones de los equipos donados se llevarán a cabo antes de las próximas Navidades, tal y como se hizo público en el acto de firma del convenio entre la Fundación y el Servicio Gallego de Salud, que tuvo lugar en Santiago. El resto de máquinas se irán disponiendo a lo largo del próximo año hasta que todos los centros dedicados a la lucha contra el cáncer cuenten con una de ellas. Como representantes de esta plataforma creada en 2001 para «favorecer el desarrollo de las personas en distintos ámbitos», la esposa del dueño de Inditex y a su vez vicepresidenta de la Fundación, Flora Pérez, y su hija, Marta Ortega, acudieron este jueves al acto en el que el presidente de la Xunta describió el ánimo filantrópico y solidario de la familia Ortega como «ese corazón invisible». «A veces ni siquiera un presidente puede decir lo que le gustaría», llegó a bromear Alberto Núñez Feijóo en clara alusión a la discreción del creador de la firma gallega en lo que a este tipo de aportaciones atañe. Ante la mayor donación en la historia de la sanidad pública gallega, el máximo mandatario en la Comunidad admitió que no cabe duda de que estos equipamientos «ayudarán a mejorar y prolongar la calidad de vida de muchas personas».