Imagen del viaje de Ribó a Galicia
Imagen del viaje de Ribó a Galicia - EFE
POLÍTICA

Ribó gastó 7.200 euros públicos para asistir a un acto populista que clausuró Íñigo Errejón

El PP lleva a la Fiscalía las facturas del encuentro de alcaldes antes de las elecciones generales

VALENCIAActualizado:

El PP de Valencia llevará a la Fiscalía al alcalde, Joan Ribó, de Compromís, por cargar a las arcas municipales los gastos del viaje que realizó a finales de noviembre para participar en un acto de Podemos en La Coruña. En total, el desplazamiento de Ribó y otros cuatro concejales, así como de cuatro asesores y funcionarios, costó al Ayuntamiento de Valencia 7.200 euros, pese a que se trataba de un acto de marcado carácter partidista ajeno a la agenda oficial.

Tal como desveló ayer por la mañana ABC en su edición digital, Ribó ha cargado a las arcas municipales los gastos de su desplazamiento a La Coruña los días 27 y 28 de noviembre para participar en un encuentro de los autodenominados «alcaldes del cambio». En la reunión tomaron parte también Ada Colau (Barcelona), José María González «Kichi» (Cádiz), Pedro Santisteve (Zaragoza) o la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. Como anfitrión ejerció el alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro.

Los gastos de Ribó en billetes de avión, taxis, noches de hotel y dietas ascienden a 377 euros, según la información hecha pública por el propio Ayuntamiento en su portal de la transparencia. No obstante, con el alcalde viajaron también la concejal Gloria Tello (Compromís) y los tres ediles de València en Comú -marca municipal de Podemos-, junto a cinco asesores. En total, 7.200 euros que pagarán los valencianos, dado que las facturas se tramitaron como gastos de Alcaldía -para el caso de Ribó-, Personal -por los asesores desplazados- y la Fundación municipal InnDEA, que gestiona València en Comú.

El equipo de Ribó esgrimió ayer que todos los integrantes de la expedición participaron en mesas de trabajo -y que viajaron en clase turista y se alojaron en hoteles de 65 euros la noche-. Sin embargo, lo cierto es que en el marco del encuentro de la «Red de ciudades rebeldes» -como lo bautizaron los anfitriones gallegos- se celebró una manifestación «contra la guerra, el terrorismo y la islamofobia» (una semana antes se habían registrado los atentados de París), y un acto político abierto a la ciudadanía clausurado por el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, en el Palacio de Congresos y Exposiciones de La Coruña. Todo ello, a escasas tres semanas de las elecciones generales -a las que Compromís y Podemos se presentaron coaligados en la Comunidad Valenciana-, lo que motivó que el encuentro derivase en un acto de precampaña.

El portavoz del PP en Valencia, Alfonso Novo, consideró ayer que el encuentro fue «un acto de partido», donde solo participaron alcaldes afines a Podemos, y por ello llevarán las facturas a la Fiscalía para que determine si hay indicios de delito.