Imagen de la zona en la que se hallaron los cuerpos sin vida de los dos niños - EP

Niños desaparecidosUn Juzgado investiga a los padres de los niños de Valencia por dos homicidios

La causa permanece secreta a expensas de una ulterior calificación en función del avance de la investigación

VALENCIAActualizado:

Una causa abierta por doble homicidio que permanece secreta. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna, en funciones de guardia, ha asumido la investigación por la muerte de una bebé de cinco meses y de su hermano de tres años y medio en la localidad valenciana de en Godella y ha decretado el secreto de las actuaciones.

De acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), el juez autorizó en la tarde noche de ayer el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado a dependencias del Instituto de Medicina Legal de Valencia para la práctica de las correspondientes autopsias.

Según las mismas fuentes. el magistrado ha incoado un sumario por dos delitos de homicidio, «sin perjuicio de ulterior calificación», mientras la Guardia Civil sigue practicando diligencias de investigación.

Los niños estaban enterrados en fosas diferentes, una dentro de la parcela en la que se encontraba su vivienda, y otro en el exterior de la misma. Los cuerpos de los pequeños presentaban signos de violencia, por lo que los investigadores creen que fueron asesinados a golpes y luego enterrados.

El matrimonio, Gabriel Salvador, de origen belga, y María, perteneciente a una familia acomodada de la vecina localidad de Rocafort, sigue detenido en las dependencias de la Guardia Civil, que les atribuye dos delitos de homicidio, a la espera de pasar a disposición judicial. Los resultados de la autopsia que se va a practicar a los menores determinarán el motivo del fallecimiento que, por el momento, no ha sido concretado por la Guardia Civil, que lleva las investigaciones, de acuerdo con fuentes de la investigación.

Limpiadora y camarero

Mientras, los servicios sociales de la localidad valenciana de Rocafort no tienen ningún expediente abierto sobre la familia cuyos dos hijos menores fueron hallados muertos este jueves en Godella, el mayor de los cuales, de tres años y medio, estaba escolarizado en el colegio público San Sebastián.

Así lo han indicado a EFE fuentes municipales, que han precisado que tampoco les consta que la familia, cuya vivienda está ubicado en la vecina localidad de Godella, tuviera ninguna ayuda del Consistorio de Rocafort.

El Ayuntamiento tiene constancia de que el año pasado la madre de los niños trabajó durante tres meses, mientras estaba embarazada, como auxiliar de limpieza, a través de la bolsa de trabajo municipal en el que están inscritas un centenar de personas y a las que se va llamando de manera rotativa para trabajar periodos de tres meses.

Además, la madre de los niños cumplió hace años en la biblioteca de Rocafort una pena de trabajos en beneficio de la comunidad, mientras que el padre estuvo trabajando en un restaurante de este municipio.

El alcalde de la localidad, Víctor Jiménez, ha contactado con la familia de la madre de los menores, que reside en Rocafort, para trasladarles el pesar por la muerte de los pequeños