Imagen de archivo de varios diputados de la CUP
Imagen de archivo de varios diputados de la CUP - ABC
DESAFÍO SOBERANISTA

Los independentistas catalanes preparan un desplazamiento a Valencia para el día 23

La CUP moviliza el separatismo hacia Valencia: «País Valenciano, países catalanes. Ni pactos ni renuncias»

VALENCIAActualizado:

Los independentistas de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) encabezarán el próximo 23 de abril una de las dos manifestaciones catalanistas convocadas en Valencia con motivo de la conmemoración de la Batalla de Almansa. Bajo el lema de «país valenciano, países catalanea. Ni pactos ni renuncias», la CUP irá de la mano de organizaciones separatistas como la COS, Endavant, Arran y el Sindicato de Estudiantes de los países catalanes.

[El Gobierno recuerda a ACPV la prohibición de «llevar armas» y veta los «trabucaires» en su manifestación ]

A través de las redes sociales, los convocantes de la manifestación están haciendo un llamamiento para que sus simpatizantes se desplacen hasta Valencia.

La manifestación se producirá tres días después de que se firme en Valencia el «Acuerdo de Hermanamiento» entre la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valencià, junto a la Asamblea Soberanista de Mallorca (ASM) i l Asaemblea Nacional Catalana (ANC). El «objetivo común» de las tres entidades pasa por «hacer crecer el soberanismo en los países catalanes».

El acuerdo entre las entidades soberanistas de Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana se firmará en el Octubre Centre de Cultura Contemporània de Valencia, la sede de ACPV cuya cuota anual de la hipoteca costea mediante subvenciones públicas la Generalitat de Cataluña.

Imagen del cartel de la manifestación convocada en Valencia
Imagen del cartel de la manifestación convocada en Valencia - ABC

Este año, la izquierda más radical ha optado por no secundar la manifestación que convoca ACPV al consider que sus tesis son próximas a formaciones como el PSPV o Compromís. De acuerdo con los promotores de la marcha, «los nuevos gobiernos ya comienzan a mostrar sus limitaciones y no ofrecen alternativas reales a la prisión de pueblos que es e Estado español y al sistema capitalista que condena a la desigualdad y a la injustícia de nuestro pueblo».