Imagen de Juan Roig junto al resto de miembro del comité de dirección de Mercadona - MIKEL PONCE
Economía

Mercadona activará su nuevo modelo de venta por internet en 2018 con un proyecto piloto

La compañía ensayará el sistema de distribución en Valencia y lo extenderá al resto de España si cumple las expectativas

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Nuestros clientes nos piden a gritos un nuevo servicio de compra online. Hemos trasladado nuestro modelo de éxito a un entorno tecnológico y ágil con grandes retos por delante. La necesidad está más que probada, queremos seguir innovando y el cliente nos marca el camino». Esta es la carta de presentación de Mercadona Tech, la nueva plataforma de comercio electrónico de la compañía de supermercados que preside Juan Roig.

La previsión de la empresa pasa por activar en fase de pruebas durante el año 2018 su nuevo modelo en internet, con el que aspira a «revolucionar la forma de comprar alimentación en España» y se prepara para competir con firmas como Amazon, que ya han irrumpido como competidoras directas de los supermercados convencionales en nuestro país.

La puesta en marcha del canal de venta electrónica de Mercadona arrancará en el área de Valencia a modo de prueba piloto para testar el modelo, de acuerdo con fuentes de la compañía. Para ello, la empresa cuenta con una nave de 12.000 metros cuadrados en el polígono Vara de Quart de la capital del Turia, que servirá de centro de distribución de los productos -tanto frescos como no perecederos- destinados a las ventas por internet. Estas instalaciones, adquiridas el pasado mes de abril a la compañía francesa Lactalis, servirán de «laboratorio para probar un modelo de distribución distinto al actual con una cadena de suministro propia».

La «mancha de aceite»

Si el modelo cumple con las expectativas, se extenderá a otras ciudades de España, de la misma forma que con la estrategia de la «mancha de aceite» Mercadona ha logrado alcanzar una red de 1.625 supermercados en todas las autonomías, partiendo de una base de ocho tiendas en Valencia. Con todo, fuentes de la empresa recalcan que todavía se están evaluando otras opciones.

Hasta ahora, los pedidos que recibía Mercadona a través de internet se recibían en la tienda más cercana al cliente y un empleado preparaba la compra en los propios supermercados, desde donde se cargaba en furgonetas para su distribución a domicilio.

Este sistema genera unas pérdidas anuales de treinta millones de euros, según explicó el propio Juan Roig en la presentación de resultados de la compañía del ejercicio 2016 del pasado mes de marzo. Hasta ahora, la venta por internet apenas supone el uno por ciento de la facturación de Mercadona (poco más de doscientos millones de euros al año sobre un total de 21.623). El propio Juan Roig admitió las deficiencias del modelo - llegó a calificar de «mierda» la web de su empresa- pero avanzó que «estamos trabajando en algo distinto y vamos a sorprender».

Fichaje de Amazon y Ebay

Dicho y hecho. El presidente de Mercadona ha puesto en manos de una de sus hijas, Juana Roig, la «revolución digital» de la empresa, que comenzará a visualizarse a lo largo del próximo año. Junto a Juana Roig, trabajan el director general de Compra de Frutas y Verduras de la compañía, Francisco López; el doctor de Ingeniería Informártica y ex trabajador de AmazonJosé Perez-Agüera, que asume el cargo de Director de Producto; o Fernando Díaz, anterior jefe de Ingeniería de la plataforma americana Ebay, que asume esa Dirección en Mercadona Tech.

Juana Roig
Juana Roig - ABC

El pasado 25 de octubre, en su ponencia en el congreso anual de AECOC, Juan Roig se mostró convencido de que el nuevo laboratorio de venta por internet que se pondrá en marcha el próximo año «será un exitazo». «El online es un tsunami que viene a una velocidad de vértigo», según alertó el presidente de Mercadona, quien recordó que «dije públicamente que no creía en la telecompra, y ahora digo públicamente que sí creo en la telecompra».